ETA considera el plan soberanista del 'lehendakari' Ibarretxe "un nuevo Estatuto para la guerra"

La banda dedica otra parte de su texto a lamentar la muerte del ex preso de la organización Félix Ramón Gil Ostoaga, quien según todos los indicios se suicidó de un disparo de escopeta el 23 de noviembre en Legazpia (Guipúzcoa), días después de haber sido excarcelado por la juez de vigilancia penitenciaria. ETA culpa de su fallecimiento a la política penitenciaria de los Estados español y francés, a los funcionarios de prisiones y al poder judicial. Finalmente, la banda asume la autoría de dos atentados en sendas localidades navarras: el lanzamiento el 12 de octubre de cinco granadas contra el cuartel de la Guardia Civil en Urdax y la colocación de un artefacto explosivo en una empresa de congelados en Azagra, el día 29.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Javier Rivas

Forma parte del equipo de Opinión, tras ser Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS