Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias cerrará un centro de niños inmigrantes por abusos sexuales

Santa Cruz de Tenerife

El Gobierno de Canarias cerrará definitivamente el centro de menores inmigrantes de La Montañeta (Gran Canaria) el próximo 15 de diciembre, después de que el pasado viernes el director general de Protección del Menor y la Familia, Francisco Candil, y el fiscal de menores, Demetrio Pintado, anunciasen su clausura parcial por falta de seguridad, según anunció ayer el consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno regional, Marcial Morales.

El viernes, los responsables de la institución, acompañados por fiscales, realizaron por sorpresa una inspección de las instalaciones. Así, conocieron por boca de los agredidos las vejaciones a que otros niños los han sometido en las últimas semanas. Sus testimonios incluyen violaciones anales y quemaduras en la piel producidas al dejar caer plástico quemado de una bolsa.

El cierre de dos naves del centro ha supuesto el realojo de unos cuarenta menores inmigrantes en otros centros de la red insular de Gran Canaria, procurando evitar el contacto de los más pequeños con los mayores.

La Fiscalía del Menor inició su investigación hace sólo una semana, a raíz de las denuncias presentadas por uno de los educadores del centro. La inspección del viernes evidenció el abandono en que estaban todos los menores acogidos: escaso personal, material destrozado, muchos pasaban la noche fuera del centro y llegaban de madrugada, no había turnos de comida y los chicos se levantaban cuando querían y se alimentaban de bocadillos los fines de semana, porque no funcionaba la cocina.

No hay repatriaciones

Marcial Morales achacó la situación al desbordamiento por la constante llegada de nuevos menores inmigrantes. El problema, según el Gobierno canario, es que la Delegación del Gobierno en las islas no ha autorizado una sola repatriación, incluso cuando ya son 15 los menores magrebíes (algunos muy conflictivos) que han solicitado regresar junto a sus familias.

Morales afirmó que otro problema es que los cabildos insulares no han aplicado del todo el acuerdo de redistribución de menores inmigrantes para evitar situaciones de saturación. Así, según el consejero, los centros de Lanzarote y Fuerteventura se encuentran "muy por encima de su capacidad" y Gran Canaria "un poco por encima", mientras que Tenerife está "bastante por debajo" y La Gomera aún no ha acogido a menores inmigrantes. Para el consejero, la situación generada pasa por alcanzar pronto un acuerdo para facilitar que los menores que lo pidan sean devueltos a su país de origen.

El PP y el PSOE han responsabilizado al Gobierno canario de lo ocurrido en La Montañeta. El centro es propiedad del Ejecutivo autonómico y su gestión está en manos del Cabildo de Gran Canaria y de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de diciembre de 2002