Un cuadro de Kokoschka, obra invitada del Museo de Bellas Artes bilbaíno hasta febrero

El Museo de Bellas Artes de Bilbao expone hasta el 24 de febrero de 2003 el cuadro de Oskar Kokoschka (Austria, 1886-Suiza,1980) L'église Nôtre-Dame à Bordeaux (La iglesia de Nôtre Dame de Burdeos) dentro de su programa La obra invitada, que pretende acercar al público obras singulares de otros museos y colecciones. El lienzo expresionista fue presentado ayer en la pinacoteca bilbaína por su director, Javier Viar; el viceconsejero de Cultura, Imanol Argote, y la conservadora jefe del Museo de Bellas Artes de Burdeos, de donde procede la pintura, Françoise García.

L'église Nôtre-Dame à Bordeaux fue pintado por Kokoschka en 1925 durante su estancia en la ciudad francesa de Burdeos. En ese momento, el maestro austríaco abandonaba sus característicos retratos de fuerte penetración psicológica para cultivar el paisaje expresionista y las escenas urbanas tomadas desde una perspectiva elevada. El pintor eligió una vista lateral parcial de la fachada de la iglesia bordelesa de Nôtre-Dame, lo que le permitió destacar el pronunciado movimiento y los relieves de la arquitectura.

"La obra es una exaltación de la decrepitud; presenta el lado oscuro, nocturno, del barroco. Está realizada en colores fríos (verdes y azules) realzados con ocres y amarillos. El pincel se nota libre, rápido, nervioso", explicó García. Viar recordó que en la colección del Bellas Artes de Bilbao ya figura otra obra de Kokoschka, el cartel Ayuda a los niños vascos.

El programa La obra invitada se puso en marcha el pasado año con la escultura Bilbao, de Richard Serra, de una colección particular, a la que siguió Figure, una obra de Picasso procedente del Museo de Arte Reina Sofía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de noviembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50