El juez libera a Roldán porque la alarma social "se ha mitigado"

Michavila anuncia que se embargarán los ingresos del ex alto cargo

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, José Antonio Velasco, notificó ayer a la prisión de Brieva (Ávila) el auto por el que concede el tercer grado a Luis Roldán, ex director general de la Guardia Civil. El juez alega para otorgarle la semilibertad que la alarma social que creó el enriquecimiento, fuga y captura de Roldán "se ha mitigado con el paso del tiempo" y que no tiene posibilidad de reincidir.

Más información
La Fiscalía recurrirá la concesión del tercer grado a Roldán
Roldán sale de la cárcel de Brieva en su primer permiso de fin de semana

El auto señala que aunque el caso por el que Roldán fue condenado a 31 años de prisión (de los que ha cumplido ocho) "innegablemente" generó "una gran alarma social", ésta se ha visto "ciertamente mitigada por el paso del tiempo", lo que cree que quedó demostrado tras disfrutar de "permisos de salida, sin que se hubiese constatado incidencia social alguna de carácter negativo". El juez alega que, pese a la gravedad del caso y el "especial reproche" que merecía Roldán por haber delinquido en "su condición de alto cargo", sus "probabilidades de reincidencia" son "escasas", precisamente porque no puede volver a cargo público y, por tanto, tampoco reincidir.

El escrito detalla que Roldán tendrá cumplidas las dos terceras partes de la pena el 20 de julio de 2003 y las tres cuartas partes, el 20 de marzo de 2005. Dicho esto, explica que dado que ya en 2003 sería posible el "estudio de su libertad condicional", los riesgos de que quebrante la condena "disminuyen considerablemente".

El auto dice que el preso ha tenido "una buena conducta" en prisión, donde desarrolla "actividades de limpieza", ha obtenido "una muy positiva puntuación en el sistema de evaluación continuada de actividades" y subraya que en la calle le espera un ambiente social y familiar "normalizados" y una oferta laboral. El juez, "teniendo como premisa que los fines de la institución son los de la preparación para la vida en libertad", afirma que el preso está "capacitado para llevar un régimen de semilibertad (...) al haberse comprobado y constatado por los Servicios Sociales penitenciarios la oferta laboral". Por ello le concede el tercer grado ordinario, por el que tendrá que ir a la cárcel sólo a dormir.

El fiscal jefe de la Audiencia de Valladolid, Luis María Delgado, debe pronunciarse antes del jueves sobre si recurre o no la decisión. La posición final dependerá de la conversación que mantenga con el fiscal del caso, José María Matesanz. Delgado dijo que los fiscales tienen una "buenísima" opinión sobre el juez Velasco, "porque estudia los asuntos, conoce perfectamente la legislación y tiene un buen criterio".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Jesús Cardenal, fiscal general del Estado, confirmó en el Congreso que había dejado el caso en manos de Delgado y agregó que si el juez admite el recurso de reforma contra su decisión, el tercer grado se anularía. Fuentes jurídicas explicaron que la semilibertad sólo se paralizaría en este caso o bien si el fiscal recurre en reforma y subsidiariamente en apelación, con la petición de que tenga efectos suspensivos. En este caso, el juez debe remitir el caso al órgano judicial superior y la semilibertad quedaría paralizada hasta la resolución.

Si Roldán sale y trabaja, el Gobierno está dispuesto a embargarle el sueldo. José María Michavila, ministro de Justicia, aseguró ayer que el abogado del Estado impulsará con carácter inmediato las acciones legales para garantizar que todos los ingresos que pueda obtener Roldán sean devueltos a la Hacienda Pública.

La decisión judicial desencadenó ayer numerosas reacciones, entre ellas la del PSOE, partido con el que Roldán llegó a la Guardia Civil. "El PSOE es respetuoso de las resoluciones judiciales y lo es tanto en una resolución que excarcela a un etarra, que no le gusta, como cuando excarcela a este delincuente, que tampoco le gusta", dijo Juan Fernando López Aguilar, secretario de Libertades Públicas. Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, manifestó su "extrañeza" por "la diferente reacción que las instituciones tienen en función de si el que decreta medidas de este tipo es un juez vasco o de otro lugar", en referencia a la reciente excarcelación por la juez Ruth Alonso del etarra Ramón Gil Ostoaga.

Luis Roldán.
Luis Roldán.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS