Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tomar drogas y alcohol de joven afecta a la salud mental de mayor

El consumo de alcohol y drogas durante la adolescencia y la primera juventud (hasta los 25 años) puede ayudar a predecir posteriores trastornos psiquiátricos, como son la depresión severa y la adicción al alcohol, según un artículo publicado en el número de noviembre de la revista Archives of General Psychiatry. Lo que aporta el estudio de David W. Brook, de la Facultad de Medicina Mount Sinai, es la constatación de que el consumo de tabaco en la adolescencia y en la primera juventud se asocia significativamente con mayor riesgo de dependencia del alcohol y de padecer trastornos relacionados con el consumo de drogas a una edad media de 27 años, pero no va asociada con nuevos episodios de trastorno depresivo grave.

Por lo que respecta al consumo juvenil de alcohol, marihuana y algunas drogas ilegales, se ha encontrado que precede a un posterior trastorno depresivo grave, a la dependencia del alcohol y a trastornos relacionados con el consumo de sustancias adictivas ya cerca de los 30 años.

"Como era de prever, nuestros resultados demuestran que la frecuencia acumulativa del consumo de drogas (alcohol, marihuana y drogas ilegales) en el periodo de la niñez y la adolescencia, o en la primera fase de la juventud, va asociado a episodios de trastorno depresivo grave, adicción al alcohol y trastornos relacionados con el consumo de sustancias adictivas en la segunda mitad de la veintena", escriben los autores.

El estudio, realizado con 736 personas, "prueba que el consumo de drogas precede al trastorno depresivo grave y a la dependencia del alcohol, y no es meramente consecuencia de dichos trastornos", escriben los autores. Asimismo constatan que "los trastornos psiquiátricos pueden mantenerse durante mucho tiempo, por ejemplo 14 años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 2002