Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo entre los operadores para el envío de MMS entre sus abonados

Empiezan las pruebas para que se puedan enviar, esta Navidad, mensajes multimedia entre clientes de diferentes empresas - Telefónica Móviles, Vodafone y Amena negocian las tarifas de interconexión

Millones de euros en publicidad; nuevos terminales a la venta; servicios más atractivos; bajada de precios. La industria española de telefonía espera que estas Navidades sean móviles y cubiertas de MMS.

Telefónica Móviles, Vodafone y Amena han empezado las pruebas para permitir que los clientes de los distintos operadores puedan intercambiar entre sí servicios multimedia sin restricciones a partir de Navidad. Los MMS sólo funcionan ahora entre clientes de un mismo operador. Éste es en la actualidad uno de los principales frenos de los nuevos servicios, capaces de captar y transmitir imágenes y sonidos, así como de acceder a Internet de forma rápida.

La primera parte de los acuerdos entre operadores es la interconexión técnica de las plataformas, que en Europa son básicamente dos, la de Nokia y la de Ericsson, explica Pilar Latorre, de Telefónica Móviles España. 'Está prácticamente concluida, ahora es preciso llegar a un acuerdo sobre las tarifas de interconexión que se aplicarán'.

Telefónica Móviles afirma que en el caso de los mensajes multimedia, a diferencia del SMS, es preciso una regulación; el envío indiscriminado de fotos, música y datos podría bloquear la red.

'Las pruebas consisten en conectar las diferentes plataformas tecnológicas de los operadores y lograr un servicio universal desde todos y para todos', explica Maite Morales, directora de relaciones con otros operadores de Vodafone. Mientras que la plataforma de Telefónica Móviles ha sido suministrada por Nokia, la de Vodafone y Amena es de Ericsson.

'En ningún país de Europa han conseguido enviarse mensajes entre redes. En Italia, Telecom Italia y Omnitel están en pruebas', añade Morales.

Amena también ha confirmado que, salvo problemas de última hora, en diciembre la interoperabilidad será un hecho. Un MMS con Amena cuesta 0,15 euros (hasta el 31 de enero); con Movistar, 0,6 euros; con Vodafone, 0,6.

Móviles más baratos

El precio de los terminales es otro de los escollos para el MMS. Cuando en verano se lanzaron los primeros servicios multimedia, los móviles costaban unos 600 euros. Ahora ya rondan los 400 y se espera que durante la campaña de Navidad los precios sigan bajando. Compañías como Motorola, Samsung, Siemens o LG ya han presentado sus teléfonos MMS, disponibles en las próximas semanas.

Nokia entra en el campo de las consolas

El mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo está dispuesto a amplir su campo de acción. Nokia desveló la semana pasada unos de sus proyectos para 2003: un teléfono móvil que incluye una consola de videojuegos. Se llama N-Gage y se parece mucho a la GameBoy de Nintendo. Funciona como telefono móvil, pero además lleva incorporada una consola y los servicios de la mensajería multimedia (MMS). N-Gage se presentará en sociedad en febrero de 2003. El precio y la fecha de salida al mercado todavía son un secreto. La consola funcionará con tecnología Bluetooth para que los jugadores puedan competir en red a menos de 10 metros. Funcionará con el sistema operativo Symbian y los juegos podrán integrarse en tarjetas de memoria que se conectan al terminal. La consola teléfono llevará ya instalados cinco juegos. Nokia anunció también que la compañía japonesa Sega se ha comprometido a desarrollar juegos para la plataforma de N-Gage. Uno de los vicepresidentes de Nokia, Anssi Vanjoki, explicó que Nintendo ha vendido hasta la fecha 130 millones de consolas. 'Es un gran negocio', agregó. Nokia organizó un encuentro en Múnich para presentar los teléfonos del próximo año. La mayoría de los terminales cuentan con un denominador común: cámara de fotos y MMS. Según la empresa, antes de que acabe el año habrá vendido dos millones de teléfonos con cámara (modelos 7650).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 2002

Más información