Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército ruso rastrea Chechenia en busca de terroristas

Las tropas federales rusas iniciaron ayer una 'operación de limpieza' en Grozni, la capital chechena, con el fin de eliminar a 400 independentistas que se concentraron allí la semana pasada, según informó un oficial de la agrupación del Cáucaso del Norte a la agencia Interfax. Dada las restricciones informativas, era difícil valorar ayer desde Moscú la situación en la república secesionista tras la gran ofensiva militar, anunciada el domingo por el ministro de Defensa, Serguéi Ivanov.

La fuente citada por Interfax señalaba que el coronel Víctor Dushujin, el comandante militar de Grozni, fue herido el domingo por la noche. Ese día, un helicóptero militar con nueve personas a bordo, entre ellas un alto cargo, fue derribado por un misil disparado desde unas ruinas en las afueras de Grozni. Los autores de los disparos habrían sido localizados y muertos por las tropas federales.

El terrorismo ocupó ayer al presidente ruso, Vladímir Putin, y al jefe del Servicio Federal de Seguridad (SFS), Nikolái Pátrushev. El primero agradeció al Parlamento y al Gobierno el aumento de los recursos financieros para la lucha antiterrorista. El segundo abordó la estrategia a seguir en una reunión de altos cargos, desplazados a Manas, en la República de Ingushetia, vecina a Chechenia. Pese al desmentido de Defensa, varios diarios moscovitas informaban ayer sobre el motín de un grupo de soldados destacados en Grozni, que se habrían rebelado para protestar por el impago de sus salarios. En Moscú, el jueves pasado fue asesinado el coronel Serguéi Jarlámov, ayudante del general Alexandr Lébed, que participó en las negociaciones de la primera guerra chechena. Jarlámov investigaba los flujos financieros a los guerrilleros chechenos, según el periódico Komersant.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de noviembre de 2002