Cuatro muertos y nueve heridos en accidentes en Vizcaya y Navarra

Cuatro personas fallecieron y otras nueve resultaron heridas en los tres accidentes de tráfico de mayor gravedad registrados desde la noche del sábado en las carreteras de Vizcaya y Navarras. Uno de los implicados en uno de los siniestros, ocurrido en la noche del sábado en Arantzatzu fue detenido acusado de conducción temeraria.

El siniestro más grave se produjo a las 08.50 de ayer en la BI-636 en la variante de Zalla, en dirección a Balmaseda, cuando colisionaron un Ford Orion, un Opel Astra y un Seat Ibiza, los tres con matrícula de Bilbao. Como consecuencia del impacto, fallecieron dos personas (A.A.V, un varon de 74 años y M.I.M.G., una mujer de 32) y otras tres resultaron heridas de gravedad.

El segundo accidente mortal en las carreteras de la comunidad autónoma se registró en la N-240 a su paso por Arantzazu sobre las 21.25 del sábado. En la colisión frontal se vieron implicados un Mercedes 190 de Vitoria y un Ford Escort, con matrícula de Madrid. Uno de los ocupantes del Ford, H.M.G.C., de 53 años, ingresó cadáver en el centro hospitalario al que fue trasladado, mientras que los ocupantes del Mercedes, K.B.E., una mujer de 35 años, y sus hijos de tres y cinco años, resultaron heridos. El conductor del Ford, A.G., de 30 años, que fue evacuado al hospital de Galdakao, permanece arrestado bajo la acusación de conducción temeraria con resultado de muerte, según informó Interior.

El tercer siniestro se produjo en la localidad navarra de Mendaza, en un choque frontal en la N-132-A. Como consecuencia del impacto, falleció el joven Máximo Cáceres y resultaron heridas dos jóvenes de 26 años

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de noviembre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50