Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROGRAMAS

El CSIC desarrolla una aplicación para el estándar de imagen JPEG2000

Hasta que no se consiguió un formato de música como el MP3, que reduce por 12 el espacio que ocupa una canción, la música no pudo viajar por la Red. Un nuevo estándar de imagen, el JPEG2000, promete mejorar las fotos que vemos en la Red y adelgazar su peso en bites. 'El jpeg2000 permite comprimir entre el 40% y el 60% más que el jpeg', asegura Gabriel Cristóbal, científico del Instituto de Óptica Daza de Valdés (CSIC) que desarrolla este estándar. Cristóbal es el único español que forma parte del grupo de la ISO (International Organization for Standarization) que fija sus propiedades.

Junto a su alumno Rafael Redondo, Cristóbal ha hecho una interfaz gráfica que explota todas las posibilidades del nuevo formato fotográfico, que comenzó a desarrollarse en 1997 y cuyas propiedades básicas se aprobaron en 2000. Hasta ahora, la manera habitual para trabajar sobre el estándar es utilizar instrucciones de código. Su aplicación permite operar sobre las imágenes con una interfaz tan amigable como cualquier programa de tratamiento fotográfico.Además de apto para comprimir imágenes y vídeo digital, el estándar permite la compresión sin pérdidas, transformar una imagen original al formato JPEG2000 sin que disminuya la calidad, lo cual no ocurre, por ejemplo, al grabar un CD en MP3. Con el jpeg 'se busca un compromiso entre calidad y tasa de compresión', dice Cristóbal.

El JPEG2000 está basado en el estándar habitual jpeg (siglas del Joint Photographic Expert Group) que junto con el estándar gif se usa profusamente en la Red.

'La ventaja principal del JPEG2000 es que el núcleo básico está libre de royalties', señala Cristóbal, y con él 'tienes el 80% de las funcionalidades básicas del estándar', algo que no ocurre con las imágenes gif, ya que el algoritmo de compresión pertenece a Unisys e IBM.

En un futuro próximo del todo conectado, y ahora que hasta los teléfono toman fotografías, no será lo mismo bajarse una imagen desde un portátil, un móvil o una agenda digital. El jpeg2000 se acomoda a las características del aparato que va a abrir la imagen. Se trata de una 'transmisión a la carta con el nivel de calidad que uno desee', explica Cristóbal. Además. 'El estándar permite seleccionar la región de interés, algo novedoso que ningún otro lo tiene'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 2002