Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se niega a prorrogar contrato a los oficiales que pierden su empleo

El PP rechazó ayer en solitario prorrogar hasta 2006 los contratos de los oficiales de complemento que a partir del próximo 31 de diciembre perderán su empleo por haber cumplido 38 años o llevar doce de servicio. La propuesta del PSOE, apoyada por CiU y Coalición Canaria, pretendía que, durante los cuatro años de prórroga, los afectados pudieran presentarse a las pruebas para convertirse en militares de carrera, con contrato indefinido, sin límite de convocatorias ni edad. El diputado del PP Miguel Campoy rechazó la moratoria, alegando que ésta 'no resuelve el problema, sino que lo agrava a medio y largo plazo, rompe el modelo de Fuerzas Armadas y crea agravios comparativos'. Según Campoy, son 73 los oficiales que perderán su empleo el 31 de diciembre, pero sólo una parte de ellos se presentó a las 51 plazas de promoción interna convocadas este año, de las que algunas han quedado vacantes, por lo que, en su opinión, 'hay militares de complemento que quieren abandonar las Fuerzas Armadas y eso hay que respetarlo'.

Fuentes próximas de los afectados indicaron que a las 51 plazas podían presentarse todos los oficiales de complemento, y no sólo los que acaban su contrato el 31 de diciembre; que para algunas se exigían titulaciones específicas, como Farmacia o Psicología; y que muchos rechazan integrarse en la Escala Media, homologada a la diplomatura, cuando se les exigió una licenciatura para un contrato temporal.

El portavoz socialista, Alberto Moragues, preguntó al PP qué medidas se han tomado para facilitar la promoción interna y reinserción laboral de los oficiales de complemento, como ordenó el pleno del Congreso el 21 de mayo pasado, pero Campoy respondió que, aunque le 'consta' que se están tomando medidas, la información debe darla Defensa.

Las Fuerzas Armadas cuentan actualmente con unos 880 oficiales de complemento, de los que 125 son mujeres. Este año se han convocado 427 nuevas plazas. A partir del 31 de diciembre, cuando 73 se quedarán simultáneamente sin trabajo, habrá un goteo continuo de bajas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de octubre de 2002