Las verrugas pueden curarse cubriéndolas con cinta adhesiva

El mejor remedio para las verrugas de la piel podría encontrarse en las papelerías. Un simple trozo de cinta adhesiva que cubra por completo la verruga parece ser una terapia tan eficaz o más que la crioterapia con nitrógeno líquido, según un pequeño estudio realizado con niños y jóvenes que se publica en la revista Archives of Pediatric and Adolescent Medicine de la Asociación Médica Americana.

Los resultados del estudio muestran que en el 85% de los pacientes que usan una cinta adhesiva o celo se produce la eliminación completa de las verrugas., comparado con el 60% en el caso de quienes reciben crioterapia. Además del inconveniente de las visitas al médico, otro problema de la crioterapia es el miedo y dolor que provoca en los niños, según el autor principal del estudio, Dean R. Focht, del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati (EE UU).

'El estudio muestra que la oclusión con cinta adhesiva supera la eficacia de la crioterapia en el tratamiento de las verrugas comunes y podría ser una alternativa más barata, cómoda e indolora', afirman los investigadores. Pese a la evidencia del resultado, los especialistas desconocen el mecanismo exacto por el cual se obtiene, aunque sospechan que 'podría incluir la estimulación del sistema inmunitario del paciente mediante una irritación localizada'.

En este estudio participaron 51 pacientes de 3 a 22 años. A los que recibieron el tratamiento con cinta adhesiva, una enfermera les cubrió las verrugas con un trocito de celo del mismo tamaño que la verruga. Asimismo, se instruyó a los pacientes, o a sus padres, para que mantuvieran la cinta adhesiva durante seis días consecutivos. Al final del sexto día, los pacientes debían remojar la verruga y frotarla con una lima de uñas o una piedra pómez. A la mañana siguiente debían colocar una nueva cinta. Este proceso se repitió durante dos meses como máximo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 29 de octubre de 2002.