Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El Tribunal Constitucional

Leo en la sección de su perióico dedicada a Madrid que el Tribunal Constitucional va a ocupar el Palacio de Correos y Telecomu-nicaciones, construido hace casi un siglo para uso y disfrute de todos.

Así, de un plumazo, unos políticos deciden acabar con parte de la historia y vida cotidiana madrileña, porque a ellos les conviene la ostentación, concepto, por otra parte, en las antípodas de los principios constitucionales.

Señores del TC, todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada, ustedes también, pero si necesitan más espacio, que Gallardón les construya un rascacielos en las afueras, o que Moneo les rehabilite algún cuartel, o que Cascos les habilite un hueco en la descomunal terminal de Barajas, o que les pongan las oficinas en el interior del Guggenheim (parece que en aquella parte de España tienen ustedes trabajo atrasado y hace falta vigilar si se aplica o no la Carta Magna).

A quienes vivimos en el centro de Madrid también nos ampara el artículo 51, que supongo conocerá a rajatabla el señor Jiménez de Parga, ese que garantiza la defensa de consumidores y usuarios. ¿Por qué tenemos que dejar de utilizar la central de Correos?

Miles de personas perdemos uno de los mejores espacios públicos interiores de España porque unos pocos, a costa de deshumanizar nuestra ciudad, quieren asentarse en tan emblemático lugar. Que se sienten en otro sitio, o mejor dicho, que no se sienten, que hay mucho que hacer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de octubre de 2002