Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuria Espert recibe el Premio Antonio de Sancha, que otorgan los editores de Madrid

La actriz y directora de teatro Nuria Espert dice que los libros han configurado su vida y han tapado las lagunas de su formación. Y la Asociación de Editores de Madrid, que preside Juan de Isasa, convencida de ello, la entregó ayer el Premio Antonio de Sancha, que le había concedido en mayo, en un acto en la Academia de San Fernando de Madrid. Con este galardón, que lleva el nombre del famoso impresor, librero y editor español del siglo XVIII, la asociación pretende resaltar el mundo de la edición.

'Merezco como ningún otro este premio, y he tenido muchos', afirmó la artista en su discurso, porque 'está ligado a mis maestros' y porque 'los libros son peldaños de mi felicidad personal'. Unas horas antes, en rueda de prensa, Espert recordó que, a sugerencia de Antonio Muñoz Molina, envió 4.500 libros a una cárcel madrileña. 'Porque pienso que no se puede ser un mal tipo si se es un buen lector', aseguró.

La actriz lamentó que el teatro sea 'un trabajo efímero que sólo perdura en la mente de los espectadores' y que si una función no se representa no se le considere literatura: 'Los textos clásicos y modernos pertenecen de pleno derecho a la literatura. De Rojas a Buero son imprescindibles para nuestro aprendizaje y nuestro placer'. La actriz es la primera mujer, y la primera profesional del teatro, que recibe este premio, que antes se concedió al ex ministro de Cultura francés Jack Lang; a Julio María Sanguineti, ex presidente de Uruguay; a Federico Mayor Zaragoza, Enrique Múgica y Antonio Fraguas, Forges.

Nuria Espert quiso que los editores hiciesen llegar a Antonio de Sancha una petición: 'Don Antonio, a ver si tiene una obra inédita con un papel para una mujer de 60 y..., que parece que tiene menos, que ama el teatro clásico y recita muy bien el verso'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de octubre de 2002