Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acusan al rey de Suazilandia de raptar a tres chicas para elegir esposa

Johanesburgo

Varios cortesanos de la casa real de Suazilandia han sido demandados ante el Tribunal Supremo de ese pequeño país africano por el rapto de dos jóvenes de 17 años y de otra de 18. Las tres fueron conducidas a un lugar secreto para que desarrollen 'responsabilidades reales'. Mientras, crece el apoyo a la acción judicial emprendida por Lindiwe Dlamini para obtener la libertad de su hija, Zena Mahlangu, la mayor de las tres secuestradas.

Mahlangu, junto a las otras dos chicas, Noliqhiwa Ntentesa y Sandra Dlamini, fueron sacadas de sus colegios sin su consentimiento ni el conocimiento de sus padres para ser preparadas y convertirse próximamente, la elegida entre ellas, en la nueva esposa del rey Mswaty III, de 34 años y que cuenta ya con nueve mujeres. Según la tradición, el rey elige esposa en una fiesta a la que acuden miles de jóvenes vírgenes que exhiben su belleza.

Ésta es la primera vez que se presenta una demanda similar contra la corte real suazi por uno de sus ciudadanos. La acción penal no puede ser dirigida contra el monarca absoluto, ya que es inimputable. Los raptos reales contravienen irónicamente la orden del rey que, el año pasado, prohibió las relaciones sexuales con una menor para prevenir el contagio del sida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de octubre de 2002