CARTAS AL DIRECTOR
i

Despilfarro

El pasado 12 de octubre desfiló en la parada militar un poderoso carro de combate prestado por el Gobierno alemán. Lo de prestado es un decir. En realidad aceptaron que se lo alquilásemos por 112.000 euros. Algunas fuentes militares hablan de mayor coste. Quiero expresar desde aquí mi indignación por esta operación y por el coste que ha supuesto, sobre todo pensando en que no se trataba de un examen de tal máquina de guerra (ya se han comprado 233 unidades).

¿Cuál es el sentido de tal demostración a un coste tan elevado? ¿A quién se debía impresionar o intimidar? Como contribuyente y esperando que se unan más a raíz de estas palabras, exijo una explicación de tan costosa operación. Y que no me digan que el gasto se justifica por nuestro alto poder adquisitivo. Señores gobernantes: no nos sobra el dinero. No frivolicen y no especulen con el crecimiento económico, y por favor, expliquen este despilfarro a mi entender difícil de justificar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de octubre de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50