Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Educación responde... mal

El señor Sanz Peluffo, director general de Infraestructuras y Servicios, intenta justificar en su carta del lunes los esfuerzos hechos por rematar la implantación de la Enseñanza Secundaria obligatoria en Vallecas, respondiendo a una carta publicada el viernes en esta sección.

Pero se equivoca de centro, quizás porque lo han hecho igual de bien en todos los institutos de la zona, como se intuye por las explicaciones sobre el Magerit, que tampoco tiene gimnasio. La carta del viernes se refería a las deficiencias que presenta el Instituto de Enseñanza Secundaria Santa Eugenia, en el que su departamento de infraestructuras, incumpliendo la Ley (RD 1004/91), no ha previsto ningún gimnasio, pese a que existe un grupo consolidado de atletismo infantil. ¿Lo construirán sólo si Madrid es sede olímpica?

Las aulas están tan mermadas como el presupuesto de Educación para las becas, y el alumnado, tan apretado como el tráfico en la Gran Vía. Falta un laboratorio y las aulas de plástica e informática (pese a los esfuezos verbales de la ministra), y, en cuanto a los 'Servicios'..., sólo son con mayúscula en su Dirección General. Han instalado 10 para 300 chicos y chicas (se pasan el recreo haciendo cola) y ninguno para profesores.

Hemos empezado con excavadoras y martillos neumáticos, pero sin conserje, ni orientador, ni profesorado de apoyo.

¿No saben que la zona es conflictiva? ¿Esperan quizá otro estallido como el de hace dos años en Villaverde? Más les valdría prevenir y planificar que parchear; pero si están tan satisfechos en la Consejería de Educación con el trabajo realizado, visiten los institutos en horario de clase y hablen con sus 'administrados', y si observan alguna de las anomalías denunciadas, no la justifiquen... ¡arréglenlas!

Sólo pedimos que cumplan la ley y construyan este curso las seis aulas que faltan y el gimnasio.

Los profesores y padres del instituto de enseñanza secundaria Santa Eugenia no nos resignamos, llevamos años trabajando por una escuela pública de calidad y sacando 'buenas notas' en la evaluación de su consejería, y lo vamos a seguir haciendo, pese a la chapuza que han construido incumpliendo la Ley de Centros Escolares.

Esperábamos más de ustedes, sólo porque estaban las elecciones cerca, pero parece que ni por ésas.

¿Acaso el señor Ruiz-Gallardón las da por perdidas? Como verá, no nos consuela el 'mal de muchos...'. ¿Y a usted?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 2002