Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Balza busca ya los 200 'ertzainas' que le niega el Gobierno central

Javier Balza, consejero vasco de Interior, dijo el jueves que se daría "un plazo breve de reflexión" antes de tomar la decisión de ampliar por cuenta y riesgo del Ejecutivo vasco la plantilla de la Ertzaintza en 200 efectivos. El plazo parece acabado, ya que ayer anunció en una entrevista en El Diario Vasco que esta misma semana iniciara el proceso de recluta y que, tal como dijo en Madrid, aprovechará la convocatoria de plazas en marcha para cubrir vacantes "para hacer también la selección de los 200 agentes" que considera "necesarios para la Ertzaintza". Los nuevos policías estarían en la calle "entre finales de 2003 y principios de 2004".

El consejero ha tomado la decisión e incluso ya prepara la aprobación "en breve de un decreto modificando la convocatoria oficial [de plazas de ertzainas], que sólo era para cubrir vacantes". Balza dice que con dicha medida no pretende "desafiar a nadie", a pesar de que el ministro del Interior, Ángel Acebes, ya le ha advertido de que irá a los tribunales para impedirlo y de que el vicepresidente Mariano Rajoy ha ofrecido negociarlo en la comisión mixta del cupo y la junta de seguridad.

Unilateralmente

Pero Balza piensa que Rajoy sólo quiere ganar tiempo en un asunto que colea desde agosto de 2001 y que debería haberse resuelto este mes. La firma del Concierto Económico vasco, en marzo, fijaba un plazo de nueve meses para cerrar el asunto. No se ha hecho. Además, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ya advirtió de que la ampliación de la Ertzaintza iba a decidirse unilateralmente si no había acuerdo y que el coste (9,6 millones de euros) lo descontaría de la cantidad que Euskadi ingresa al Estado por las competencias que aún no ha asumido.

Ahora, Balza anuncia en la entrevista que el día 19 comenzará a seleccionar a los 200 de la polémica entre las 2.100 personas que se han presentado a la convocatoria de empleo público para cubrir vacantes en el cuerpo. Y publicado el anuncio ayer, saltaron las reacciones.

El parlamentario del PP vasco Carlos Urquijo tildó de "farolada" el aviso y advirtió de que, si se concreta, "el Gobierno colocará a Balza en su sitio con los tribunales". El secretario socialista de Libertades Públicas y Desarrollo Autonómico, Juan Fernando López Aguilar, opinó que el Ejecutivo debe poner "todos los instrumentos jurídicos a su alcance" para frenar la pretensión, aunque apeló al diálogo para saldar el conflicto.

El portavoz de Unidad Alavesa, Ernesto Ladrón de Guevara, estimó que el decreto que prepara Balza será "nulo de pleno derecho" y pidió a José María Aznar "que no se amilane" ante el nacionalismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002