Un ex concejal de Torres declara que el alcalde le propuso repartirse comisiones ilegales

El regidor replica que la acusación del ex concejal de Urbanismo es una 'venganza política'

Antonio Sotoca Osorio, concejal de Urbanismo de Torres de la Alameda en la legislatura anterior, ha declarado en el Juzgado número 2 de Arganda que el alcalde, Francisco Acedo (PP), le ofreció a él y a un técnico municipal repartirse 50 millones de pesetas si apoyaban un convenio urbanístico que permitía a la constructora Obhisa hacerse a bajo precio con la mayoría de las parcelas del polígono industrial del pueblo. El alcalde replicó ayer que Sotoca es 'un resentido que ha intentado afiliarse sin éxito al PP' y que él podrá probar ante el juez que todo lo declarado por su ex concejal es falso.

Más información
Más causas pendientes en los tribunales de justicia

No corren buenos tiempos para Francisco Acedo, alcalde de Torres de la Alameda. Hace unas semanas, un constructor demandó al regidor, a un abogado municipal y al actual concejal de Urbanismo, Benito Sotoca, por un presunto intento de cobro de comisiones ilegales para facilitar la construcción de 600 chalés en el municipio. Ahora el concejal de Urbanismo de Torres en la anterior legislatura, Antonio Sotoca (hermano del actual concejal del área), ha acusado a Acedo ante el juez de otro presunto cobro de comisiones ilegales. En esta ocasión, según el relato de Sotoca, el alcalde le pidió que firmase un convenio de cesión de terrenos industriales a la constructora Obras Hidráulicas, SA (Obhisa), en vez de sacarlas a concurso público, tal como exige la ley.

El ex concejal aseguró que en una conversación mantenida con un técnico municipal y con el alcalde, éste le ofreció que 'si apoyaba los convenios urbanísticos con Obhisa se repartirían entre todos el importe del beneficio del mismo, pudiéndose hablar de unos 50 millones de pesetas'. También, siempre según la versión de Sotoca, el alcalde le prometió que 'esta empresa [Obhisa], una vez que se le adjudicaran las parcelas, [cedería] algunas de ellas gratuitamente a él y a todos los demás'.

Gerente municipal

Sotoca añadió ante el magistrado que en otra segunda ocasión, como él se negaba a aceptar el acuerdo, Acedo intentó convencerle ofreciéndole 'el cargo de gerente de la empresa municipal [de suelo] de Torres'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sotoca, finalmente, apoyó el convenio que le proponía el alcalde, a pesar de que contravenía el plan parcial de Torres de la Alameda, aprobado en mayo de 1993, cuando los socialistas gobernaban la localidad. Este plan fue refrendado por la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid en diciembre de ese mismo año.

El plan parcial establecía que el desarrollo del polígono industrial de Torres debía ser de promoción pública. Es decir, el Ayuntamiento adquiriría las parcelas a los propietarios o bien las expropiaría para luego subastarlas mediante concurso público. Pero en 1995, cuando el PP accedió a la alcadía, estas intenciones desaparecieron y el Ayuntamiento, a través de los convenios apoyados por Antonio Sotoca, concedió a Obhisa la posibilidad de que fuera esta empresa la que se encargase de gestionar la compra o expropiación del 80% de las parcelas afectadas (el Ayuntamiento se quedó con el 20% restante), para luego revenderlas a terceros. Esta operación incrementó el precio final del suelo y generó plusvalías para la constructora.

Sin embargo, esta operación, según el grupo municipal del PSOE, en la oposición, es ilegal. 'Un plan parcial aprobado por la Comunidad no puede ser modificado por el Ayuntamiento, según el Reglamento de Planeamiento Urbanístico', explicó ayer Mercedes Polo, portavoz socialista.

Polo denuncia, además, que a causa del convenio que firmó el Consistorio con Obhisa, el Ayuntamiento de Torres dejó de ser el dueño de 600.000 metros cuadrados -toda la extensión del polígono- para quedarse con poco más de 131.000 metros cuadrados. 'Se lo han regalado todo a esa empresa', se queja la portavoz socialista, que afirma que la modificación de viales y zonas verdes a la que fue sometido el polígono industrial a causa del convenio, lo fue 'para permitir la construcción de un gran almacén de recambios de la empresa Renault'. 'Todo el suelo industrial del pueblo se ha perdido para beneficiar a una sola empresa', mantiene Polo.

El alcalde de Torres, Francisco Acedo, negó ayer las acusaciones del ex concejal Antonio Sotoca ante el juez. 'Sólo son las declaraciones de un resentido. Me la tiene jurada porque no pudo entrar en la lista del PP en los anteriores comicios. Es de las personas que prefieren quedarse ciegos con tal de que yo me quede tuerto. Pero todo lo que ha declarado es completamente falso y lo podré demostrar ante los jueces', insistió Acedo.

En cuanto al convenio urbanístico firmado entre el Ayuntamiento y la constructora Obhisa, Acedo mantiene que fue 'de todo punto legal'. 'Ese convenio fue aprobado por el pleno municipal con los únicos votos en contra del PSOE. Estuvo expuesto durante un mes en el tablón de anuncios del Ayuntamiento sin recibir ni una sola alegación', recuerda.

Por su parte, el secretario general del PP en Madrid, Ricardo Romero de Tejada, manifestó ayer: 'Están acosando y persiguiendo con malas artes y mal estilo a Francisco Acedo. Es una cuestión de despecho por no incluir en las listas electorales a Antonio Sotoca. He recomendado a Acedo que presente una querella contra él'.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS