Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isozaki y Alejandro Zaera diseñarán una enorme área de oficinas en el paseo de la Zona Franca

El complejo tendrá 100.000 metros cuadrados edificados y costará 160 millones de euros

Dos estrellas de la arquitectura internacional, el japonés Arata Isozaki y el madrileño Alejandro Zaera Polo, proyectan una singular área de negocios que se construirá en el paseo de la Zona Franca de Barcelona. 'Será un edificio modular formado por grandes bloques escultóricos que sirven como marquesina del espacio público inferior', explicó Zaera. El solar tiene 35.000 metros cuadrados y está autorizada una edificabilidad de 100.000 metros cuadrados, de los que 30.000 serán bajo rasante. La inversión global prevista es de 160 millones de euros.

MÁS INFORMACIÓN

El proyecto, bautizado con el nombre Distrito 38 Barcelona Área de Negocios, está previsto que empiece a construirse en la primavera de 2003. Se realizará en diferentes fases y el término se sitúa entre 6 y 10 años. 'Se trata del mayor proyecto de oficinas en la ciudad de Barcelona', indicó Bruno Figueras, presidente de Habitat Grupo Inmobiliario, que, junto con el grupo Desarrollo y Gestión, es el promotor del proyecto. Para Figueras, esta zona está destinada a convertirse en el 'nuevo Eixample' de la ciudad gracias al crecimiento de Fira 2 y la Ciudad Judicial.

De momento, sin embargo, este solar, situado en el paseo de la Zona Franca y flanqueado por las calles del Cisell y del Encuny, está en una zona medio industrial, en un entorno urbanístico bastante degradado. 'Es un proyecto abierto que pretende crear ciudad', afirmó Gloria Roca, su directora. 'Nuestro objetivo es que funcione los 360 días del año y por eso contará con una zona comercial y cultural, y con jardines que serán de acceso público'. Zaera indicó que el proyecto aún está en fase de estudio: 'Tiene un tamaño suficiente como para considerarse un trozo de ciudad y, más que un edificio de autor, pretendemos crear un nuevo prototipo de campus de oficinas'. El arquitecto señaló que el edificio será 'como un tetris que se irá construyendo a medida que se produzcan las inversiones'.

Debate sobre arquitectura

El arquitecto madrileño, autor también del proyecto del parque del Nord en la zona del Fòrum, participó después en una de las sesiones del 6º Symposium Internacional, organizado de forma paralela al Barcelona Meeting Point, compartiendo mesa con el arquitecto Óscar Tusquets y Josep Anton Acebillo, arquitecto jefe de Barcelona, que actúo como moderador. Arata Isozaki y el también arquitecto Dominique Perrault no pudieron asistir debido a los problemas que paralizaron el aeropuerto de El Prat. El tema del debate -¿Qué debieran saber los inmobiliarios acerca de la arquitectura y el diseño urbano del mañana?- se convirtió en un conjunto de reflexiones sobre la globalización, la creciente importancia de la arquitectura terciaria y la escasez de experimentos sobre nuevas tipologías de vivienda. Entre las muchas ideas vertidas, destacan en el terreno concreto la reflexión de Tusquets sobre el empeño, a su juicio absurdo, de continuar proyectando locales comerciales en la planta baja en las nuevas zonas urbanas, porque no se venden, y Zaera propuso que se piensen las infraestructuras de transporte (metro, aeropuerto...) como el nuevo espacio público de la ciudad contemporánea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de octubre de 2002