Golpe interno en Irak

Fuentes de los servicios de inteligencia estadounidenses -dentro y fuera del Gobierno- han llegado a la conclusión de que el presidente iraquí, Sadam Husein, sería derrocado por fuerzas militares iraquíes en la víspera de un ataque estadounidense a Irak. Los altos mandos militares iraquíes se encontrarían ante la disyuntiva de, o bien suceder a Sadam Husein o bien morir o ser encarcelados durante la guerra, aseguran fuentes oficiales de EE UU. 'Alguien tomará la iniciativa y hará que suceda', dijo un alto oficial de la CIA.

A pesar de que no está claro que exista una posición de consenso respecto a esta tesis en el seno de la Administración de George W. Bush, lo cierto es que fuentes militares de EE UU, incluido el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, han hecho declaraciones públicas en las que aluden a la posibilidad de que los propios iraquíes asesinen a Sadam Husein o le envíen al exilio.

Más información
La Casa Blanca pide al Ejército iraquí que desobedezca a Sadam
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS