Sevilla pone la multa más alta de su historia por un derribo

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha cerrado con dos multas, de 205.000 euros -la más alta impuesta en su historia- y de 78.000 euros sendos expedientes disciplinarios abiertos contra las demoliciones ilegales ocurridas en edificios protegidos de la calle Francos, en el casco histórico, y que provocaron el corte de la calle durante dos semanas por el riesgo de caída de una de las fachadas.

Además de la sanción, las promotoras de las reformas que se ejecutan en ambos edificios tendrán que presentar en la Gerencia un proyecto de reconstrucción de los elementos protegidos demolidos indebidamente, que deberá ser aprobado por la propia delegación municipal y por la Comisión de Patrimonio de la Consejería de Cultura. La multa asciende en ambos casos al doble del valor de los elementos protegidos e indebidamente derribados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50