Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao aplaza a octubre el debate sobre la comisión de investigación del Consorcio

El debate sobre la presidencia de la comisión de investigación sobre el Consorcio de Aguas se aplaza. La moción urgente presentada por populares y socialistas para que un concejal de la oposición la encabezase no llegó siquiera a ser debatida en el pleno de ayer del Ayuntamiento de Bilbao. Al haber sido presentada como moción de urgencia requería 15 votos para ser discutida. No los logró. Obtuvo los 14 síes del PP, el PSE e IU frente a la abstención de los dos ediles de ICV y los nueve noes de PNV-EA. Los ediles de Batasuna fueron desalojados antes de la sesión por vestir unas camisetas con el lema 'Faxismoa kanpora'.

El socialista Dimas Sañudo criticó la actitud de ICV, que al abstenerse impidió el debate de la moción, aunque días atrás se había mostrado partidario de la propuesta. ICV justificó su cambio por el rechazo de la oposición a la propuesta del alcalde de que la presidencia fuese rotatoria.

El pleno bilbaíno aprobó las tasas e impuestos municipales para el próximo año. Salvo las tarifas del autobús urbano y de los servicios del Instituto Municipal de Deportes, todas las tasas e impuestos aumentarán un 3,4%, el IPC interanual a julio pasado.

El precio de la tarjeta Creditrans, la modalidad de pago más utilizada por los usuarios del Bilbobus, quedará congelado para este servicio, tal y como decidió el pleno por unanimidad. El equipo de gobierno, que en principio había propuesto una subida del 3,7% (por encima del IPC), aceptó finalmente las enmiendas de la oposición para frenar cualquier subida. El precio del billete suelto sube un 3,33% los festivos y un 3,43%, los laborables.

Los grupos de la oposición defendieron la necesidad de mantener las tarifas del autobús, al menos hasta que se aborde la necesaria reordenación del transporte urbano.

Las tarifas de Bilbao Kirolak tampoco subirán. Todos los miembros del equipo de gobierno votaron a favor de congelar ambos precios lo cual no impidió que minutos antes los responsables de Circulación, Isabel Sánchez Robles (PNV), y Deportes, José Manuel Uribarri (EA), hubiesen defendido la necesidad de incrementar los ingresos de Bilbobus y el Instituto Municipal de Deportes.

Otro acuerdo fue dedicar una calle a las víctimas del terrorismo, cuya denominación concreta deberá decidir el alcalde, Iñaki Azkuna. La propuesta, del PP y PSE, salió adelante con los 13 votos que suman populares, socialistas e IU. El PNV-EA y su socio ICV se abstuvieron. Los nacionalistas justificaron su voto porque, aun respaldando el fondo de la moción, hubiesen preferido debatir el asunto en una junta de portavoces, sin la presencia de medios de comunicación. ETA ha asesinado a unos 60 vecinos de Bilbao. La Asociación de Víctimas del Terrorismo agradeció en una nota la decisión del pleno porque les 'hace justicia'.

Anulación de multas de OTA

También obtuvo luz verde una moción del PP para que el Ayuntamiento anule las multas impuestas por infracciones del sistema de aparcamiento regulado OTA desde que se puso en marcha hasta el pasado día 15. De todos modos, la medida no se materializará por ahora, ya que está pendiente de un informe jurídico. La delegada de Circulación considera que anularlas en bloque sería ilegal.

El PSE retiró una moción en la que solicitaba que se debatiese el establecimiento de medidas preventivas para minimizar el impacto de las posibles lluvias torrenciales ya que el equipo de gobierno aceptó tratar el asunto en una comisión a la que se invitará a la Diputación. El concejal de Urbanismo, Ibon Areso, llevará a ese encuentro un estudio elaborado por una ingeniería que cifra en 180 millones la inversión necesaria para evitar inundaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002