Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría de las ciudades europeas dejó sólo el centro sin coches

Bruselas fue la única que prohibió totalmente el tráfico en el día sin contaminación

Sólo algunas ciudades europeas se libraron ayer durante unas horas de la contaminación del tráfico. Mientras el uso del coche se prohibió totalmente en Bruselas, donde miles de ciclistas, transeúntes y patinadores se adueñaron de las calles, en Madrid, París o Londres sólo se cortaron a la circulación algunas calles del centro para intentar concienciar a los ciudadanos de que es posible usar medios de transporte alternativos para desplazarse.

En el Día Europeo sin Coches participaron este año 1.400 ciudades europeas. La comisaria europea de Medio Ambiente, Margot Wallström, aseguró que 'el 80% de los ciudadanos piensa incluso que sería bueno repetirlo con regularidad'. Aunque cuando llueve a cántaros, como ocurrió a media tarde en Bruselas, no son pocos los que deciden subirse al coche, incluso si está prohibido. Durante 10 horas, sus ciudadanos estaban obligados a prescindir de sus vehículos (salvo 10.000 conductores a los que se concedió un permiso), la medida más radical de las adoptadas en Europa. El Gobierno, como alternativa, organizó una marcha en bicicleta en la que participaron Wallström y los príncipes Felipe y Matilde.

En Atenas, la jornada se aprovechó para anunciar un programa que permitirá crear carriles-bici en 13 ciudades. En Italia, por el contrario, el Gobierno considera que este tipo de jornadas son poco útiles, y ha decidido que a partir del año que viene se destinarán los fondos al desarrollo de 'proyectos estructurales' para proteger el medio ambiente.

En otras capitales sí se observó una ligera disminución del tráfico. Este día coincidió en Francia con la Jornada del Patrimonio, una ocasión para gozar a pie de la arquitectura de las ciudades. París cerró la zona centro a la circulación, aunque los controles fueron tolerantes con los conductores. Y en Londres se hizo lo mismo, pero hubo otro factor: fue tomada por 250.000 defensores de la caza, que llegaron a la ciudad en coche.

En España, país europeo en el que más ciudades se han apuntado a la iniciativa (206), el ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, destacó que lo importante, 'más que el resultado final, es la concienciación', informa Efe. 'Con nuestros hábitos cotidianos podemos influir positivamente en el medio ambiente', declaró Matas, que celebró el día en Granada.

En Madrid, el tráfico descendió un 18%, según el Ayuntamiento. Importantes calles del centro, como la Gran Vía, fueron cortadas al tráfico, y sólo algunos vehículos de policía deambulaban rodeados de ciclistas, que celebraron su día, informa Emilio de Benito. En Barcelona, la iniciativa pasó desapercibida, porque coincidió con el puente de la Mercè, festividad que se celebra el martes. En Bilbao, muchos ciudadanos se unieron a las iniciativas festivas y al recorrido en bicicleta, y en Sevilla se celebró también una marcha en bicicleta y la Junta anunció la firma de un convenio para promover su uso. En Valencia, el tráfico se notó poco y muchas personas salieron a pasear en bibliceta.

En cambio, Segovia fue una de la ciudades que no se apuntó a la iniciativa por falta de transporte público en condiciones para los ciudadanos, informa Aurelio Martín. En otras capitales, como Jaén, los autobuses públicos fueran gratuitos. El Ministerio de Medio Ambiente informó anoche en un comunicado que el tráfico se redujo en un 28% respecto a un domingo normal en 18 capitales de provincia seleccionadas entre las 206 que se han adherido a esta celebración. El uso del transporte público aumentó en torno a un 15,49%, mientras que el ahorro en gasolina se calcula en 3.200.000 litros de gasolina, con una disminución de emisiones de 9.000.000 de kilogramos de CO2 y un 17% menos de ruido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002