Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sólo cinco de los contratos de las ETT hasta junio fueron indefinidos

Las ETT siguen gestionando una quinta parte de los contratos temporales, según UGT

'Las empresas de trabajo temporal (ETT) siguen gestionando un volumen importantísimo de la precariedad laboral en Euskadi', según un análisis del sector realizado por UGT. El 43% de los 59.357 contratos laborales firmados por estas empresas en el primer semestre duran menos de 15 días y el 45% tienen una duración indeterminada. El informe de UGT señala que la prueba de la precariedad es que a través de las ETT sólo se han formalizado cinco contratos estables en los seis primeros meses del año. Los jóvenes de menos de 30 años son el colectivo preferido por estas firmas.

El sindicato UGT, que utiliza para su trabajo los datos del Instituto Nacional de Estadística y del Inem, se muestra muy duro con el papel que a este sector se le ha dado en el mercado laboral. En los dos últimos años se ha producido una reducción del peso las ETT, producto del endurecimiento de la legislación pactado entre el Gobierno y los sindicatos y la caída del conjunto de la contratación en el País Vasco. No obstante, casi una quinta parte de todos los contratos temporales que se realizan en Euskadi (el 19%) se realizan a través de ETT, firmas especializadas en la intermediación laboral.

Una de las conclusiones más preocupantes para la central es que en el primer semestre en Euskadi se han formalizado 339.090 contratos y el empleo solamente ha crecido en 1.000 personas. Las cifras son casi igual de negativas cuando se analizan solamente los 59.357 contratos de las ETT, ya que tan solo cinco se han convertido en estables. Estos contratos son consecuencia de la propia estructura de las empresas pero no del servicio que prestan a terceros. Para UGT, estas cifras implican que 'lo que prima es la mercadería de la mano de obra y para nada la estabilidad en el empleo'.

Descenso de contratos

Los contratos realizados por ETT han descendido en los tres territorios vascos, aunque menos en Álava. Además, en este territorio la caída de estos contratos (5,24%) es muy inferior a la de todos los firmados (7,58%). Esto supone que la proporción de contratos por ETT sobre el total ha subido. Guipúzcoa tuvo una tendencia contraria y Vizcaya vio cómo descendía el uso de ETT, pese a que la contratación general aumentaba.

La modalidad de contrato que más utilizan estas empresas es el eventual por circunstancias de la producción (39,12%) y el de obra y servicio (31,85%). Sin embargo, el de tiempo parcial se está abriendo paso y ya supone el 23,25% del total en Euskadi. Esta tendencia es similar a la que sigue el conjunto del mercado laboral, que ha visto cómo esta modalidad de vinculación laboral representa el 23,67% del total.

Pese a que las mujeres cubren el 48% de los contratos en Euskadi, en el mundo de las ETT son menos importantes y sólo alcanzan el 38,85%. Sin embargo, en contratos a tiempo parcial representan el 53,28% del total. Pero, aun así, este porcentaje queda lejos del peso que las mujeres tienen en los contratos a tiempo parcial que se firman en el conjunto del País Vasco (72,74%). Este diferencial está causado porque los mayores usuarios de las ETT son los jóvenes, que, independientemente de que sean hombres o mujeres, tienen mayor disposición a trabajar a tiempo parcial ya que les permite compaginar la actividad laboral con sus estudios.

Uno de los motivos de la menor presencia de mujeres en el mercado de las ETT es que este colectivo trabaja más en el sector servicios y menos en la industria, y es precisamente este sector el que más recurre a las ETT. El territorio donde más mujeres se contrata a través de estas empresas es Guipúzcoa y el que menos Álava.

Otra de las conclusiones del estudio respecto a las mujeres es que, en cuanto la situación del mercado laboral se complica pone complicado en un área geográfica, ellas son las primeras expulsadas. Además, UGT asegura que reciben peores salarios y condiciones laborales.

Cambio de tendencia

Aunque los menores de 29 años supone el 70% de los clientes de las ETT, se ha notado en el primer semestre un cambio de tendencia. El peso de este colectivo en la contratación se ha reducido un 2%. Además, dentro de los menores se incrementa el peso de los de más de 25 años. La realidad es que el mercado demanda cada vez más, incluso a través de las ETT, experiencia laboral.

'Por diversas razones las empresas quieren evitar las contrataciones directas y utilizan las ETT como intermediarias para trabajos que son más habituales de lo que quieren admitir. Pero lo que les acabará ocurriendo es que, al no dar estabilidad a esos trabajadores, los irán perdiendo, y tendrán que volver a invertir en formación', señala UGT en su informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de septiembre de 2002