Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA DOCTRINA DE BUSH

Primera misión conjunta antiterrorista de Rusia y la OTAN

Por vez primera desde la creación, hace cuatro meses, del nuevo Consejo OTAN-Rusia, ambas partes se preparan para realizar una misión conjunta de simulacro frente a un ataque terrorista contra una planta química. La operación, bautizada con el nombre de Bogorodsk 2002, se realizará en Noginsk, a 70 kilómetros de Moscú, del 25 al 27 de este mes, y tendrá como objetivo el rescate de civiles.

Atlánticos y rusos consideran, especialmente desde el 11-S, la lucha antiterrorista como uno de los temas clave de la agenda común del nuevo foro que han creado, llamado en la jerga aliada 19+1, y en el que Moscú participa igual que los demás pero sin derecho a veto.

'De la era de posguerra hemos pasado a la de pos-posguerra', comenta un embajador occidental al hacer balance de los primeros cuatro meses desde que en Roma fue sellado el pasado 28 de mayo el nuevo matrimonio ruso-atlántico. Rusia no aplaude la próxima ampliación de la organización, en la que se incorporarán previsiblemente siete socios más, pero tiene ya asumido el ingreso de las tres repúblicas bálticas.

La agenda del nuevo Consejo OTAN-Rusia abarca nueve áreas, pero las más relevantes son las operaciones de mantenimiento de la paz, el antiterrorismo, la no proliferación de armas de destrucción masiva, los planes civiles de urgencia y las operaciones de salvamento. En este ámbito se incluye Bogorodsk 2002, en la que participarán equipos de rescate, médicos y artificieros. En total, más de un millar de personal de la Federación Rusia, de al menos cinco socios de la OTAN y de varios países de la Asociación para la Paz

El secretario general de la organización, el británico George Robertson, anunció ayer que existe acuerdo sobre los aspectos políticos de futuras operaciones de paz conjuntas. Más problemático se presenta que los rusos tengan acceso a los medios de planificación militar de la OTAN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de septiembre de 2002