Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abre en Reino Unido un centro de inseminación artificial para lesbianas

Una clínica para ayudar a parejas de lesbianas a contactar para ser madres con donantes de esperma abrió ayer en Londres. Su impulsor es John Gonzales, el mismo empresario que en julio creó la web mannotincluded.com (hombres no incluidos.com) para mediar entre donantes y receptoras. La web ha recibido ya más de 3.000 solicitudes de posibles madres.

La ley británica no prohíbe la inseminación de lesbianas o solteras, pero en muchas clínicas se las trata de una manera 'insensible' y no se tiene en cuenta 'sus diferentes necesidades y circunstancias', afirma Gonzales, para explicar su nuevo servicio. De momento, la clínica no tiene permiso para efectuar las inseminaciones en sus instalaciones ni para guardar esperma congelado.

El centro no sólo consigue al donante, sino que ofrece a las madres consejo psicológico y médico 'de una manera amable y respetuosa'. También analiza al donante, para descartar que haya estado enganchado a ninguna droga, y se le realizan las pruebas del VIH y la hepatitis. Las mujeres reciben un 'informe de dos páginas' con las características del hombre. Curiosamente, los gays no pueden ser donantes.

Aunque no hay datos concluyentes, los portavoces de los grupos de homosexuales afirman que las lesbianas recurren cada vez más a la inseminación artificial. Algunos directores de clínicas españolas calculan que alrededor del 25% de sus clientas lo son. La secretaria de la Federación Estatal de Lesbianas y Gays (FELG), Beatriz Gimeno, lo confirma: 'Muchos centros viven gracias a nosotras', declara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002