Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Consecuencias del ahorro en el inglés

La Dirección Territorial Madrid-Oeste de la Consejería de Educación parece empeñada en que los profesores de su área sean los primeros en aprender las consecuencias inmediatas del ahorro presupuestario en la enseñanza pública, para que no sufran ningún trauma cuando entre en vigor la que pronto conoceremos por el nombre de Ley de Calidad sin Dinero.

Con tal intención, se ha dedicado a suprimir en cada instituto de secundaria todos los profesores que ha podido. En el Instituto Margarita Salas, de Majadahonda, han sido tres, uno de ellos de inglés.

Veamos la cruda realidad de los números: del curso pasado al presente, y manteniendo el mismo número de grupos de alumnos que cursan inglés (34), se pasa de 115 a 102 clases de inglés por semana. El conjunto de los alumnos del centro pierde, de un plumazo, 13 clases de inglés por semana, es decir, el 11,3% del total.

Todo ello a pesar de las razonadas protestas y explicaciones de los profesores de inglés del instituto, que han expuesto que con esta medida se priva a los alumnos de todas las horas de desdoble de grupos, en las que recibían una atención más individualizada por parte de sus profesores.

Este tipo de recortes en la enseñanza pública del inglés, que pagamos entre todos, son los que el Ministerio de Educación va a provocar con la Ley de Calidad sin Fin ni Fondos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de septiembre de 2002