Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

Eusko Alkartasuna desafía a Garzón y convoca un acto contra la ilegalización de Batasuna

El socio del PNV en el Gobierno vasco habla de 'autogolpe de Estado' del Gabinete de Aznar

La Ejecutiva Nacional de EA desafió ayer al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, con la convocatoria de una concentración en la localidad vizcaína de Gernika bajo el lema 'En defensa de las libertades-Askatasunaren alde'. La ejecutiva de EA equipara a ETA y a las 'instituciones del Estado' porque 'coartan la libre expresión' de los vascos, y aunque no cita en ningún momento a Batasuna, denuncia el impulso que desde Madrid se está dando 'al recorte de libertades básicas'. Sus socios de Gobierno vasco, PNV e IU, estudian dar libertad a los afiliados y cargos para que asistan al acto.

'El acto es mucho más amplio que la protesta por la suspensión de actividades de Batasuna', declaró ayer el secretario de organización de EA, Rafael Larreina. Sin embargo el acuerdo de la ejecutiva de EA se produce tras el auto del juez y la prohibición en bloque de las manifestaciones contra la suspensión convocadas por grupos o personas próximas al partido radical.

El llamamiento de la dirección de EA para el acto silencioso se hace en términos muy dramáticos. Concluye que las actuaciones del Congreso de los Diputados, del Ejecutivo y del juez Garzón contra Batasuna 'se constituyen en una especie de auto-golpe de Estado que desde las propias instituciones del Estado hace desaparecer derechos básicos en cualquier régimen democrático'.

Sin citar ni una sola vez a Batasuna, la ejecutiva de EA asegura que la acción concertada de las instituciones españolas hace desaparecer la presunción de inocencia y coarta la libertad de expresión y de asociación. La elección de Gernika como escenario tampoco es casual. EA recuerda que la villa simboliza la denuncia de 'la intolerancia, el fascismo, el genocidio y la barbarie'.

Los socios de Gobierno de EA, PNV e IU, estudian dar libertad a sus afiliados para asistir a la concentración de Gernika.

El secretario general del PP y ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, consideró 'absolutamente inconcebible' la convocatoria del acto, y añadió en referencia al partido convocante: 'Clarifica donde están algunos'. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo por su parte que 'Batasuna no se merece ningún apoyo, sólo merece el combate democrático'.

Por su parte, el vicepresidente del Parlamento vasco y secretario general de EA, Gorka Knörr, se mostró partidario de una acción institucional contra la Ley de Partidos, mediante recursos de inconstitucionalidad de la Cámara y el Gobierno autónomos.

La beligerancia verbal de los nacionalistas fue criticada ayer por el portavoz parlamentario del PP vasco, Jaime Mayor Oreja, quien sostuvo que los dirigentes del PNV se van a convertir en 'los abogados defensores' de Batasuna con el fin de 'heredar' así los votos de la coalición abertzale, informa Alberto Uriona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de septiembre de 2002