Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El consejero de Justicia pide amparo al Poder Judicial por los autos del juez

Joseba Azkarraga, consejero de Justicia del Gobierno vasco y dirigente de Eusko Alkartasuna, remitió ayer un escrito al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para que se pronuncie sobre la providencia del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. 'No es admisible la falta de rigor a la hora de adoptar y redactar una decisión de tal envergadura, en la que están en juego derechos fundamentales', señaló Azkarraga. El consejero entiende que el órgano de gobierno de los jueces debe analizar no sólo lo que supone la suspensión de actividades de una formación política, sino también la prohibición de manifestaciones.

El Poder Judicial, a través de un portavoz, recordó a Azkarraga que el Consejo no puede estudiar el contenido jurídico de las resoluciones judiciales dictadas desde la independencia judicial, que sólo pueden ser revisadas a través de recursos ante instancias superiores. El consejo sólo puede analizar si un juez incurre en responsabilidades disciplinarias a través de sus actuaciones, pero no se ha recibido ningún escrito en ese sentido. Además, el consejo advierte al consejero vasco que sus manifestaciones sobrepasan la crítica y no parecen salidas de la boca de un experto en justicia que tiene que saber perfectamente cuál es el sistema judicial y penal español.

Entiende también que el consejo debe hacer un estudio detallado y constante de lo que el auto de Garzón supone, no sólo al suspender las actividades de una determinada formación política sino, además, al prohibir genéricamente la posibilidad de manifestarse en contra de la decisión.

Fuentes de la Audiencia Nacional criticaron la 'tergiversación' que Azkarraga hace de los autos de Garzón, ya que tanto el auto de suspensión de actividades de Batasuna como la providencia del lunes prohíben las manifestaciones que convoque la formación radical de forma directa o a través de persona interpuesta, pero no las que puedan convocar partidos, asociaciones o personas, incluso las que puedan suponer un apoyo a Batasuna.

El departamento vasco de Interior decidió ayer prohibir una manifestación convocada para hoy en Vitoria bajo el lema Faxismoari stop. Euskal Herria aurrera (Stop al fascismo. Eukal Herria adelante), en cumplimiento de la providencia dictada por el juez Garzón el pasado lunes, según informó la Ertzaintza.

Los convocantes de la manifestación del sábado en Bilbao, entre ellos varios ex dirigentes de HB, anunciaron ayer que recurrirán la prohibición de la consejería de Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de septiembre de 2002