Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno canario acusa a Marruecos de mandar pateras para presionar a España

Rabat agrava el problema ante la cita entre Benaissa y Palacio, afirma el consejero de Empleo

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, acusó ayer a Marruecos de permitir la oleada de pateras que llegan a las islas desde las costas marroquíes como arma de presión ante el próximo encuentro entre los ministros de Asuntos Exteriores de España y el país vecino, previsto para septiembre. Morales dijo que 'Marruecos está en una situación, no de impedir la salida de pateras, sino de mandarlas'. Este mes han sido detenidos 614 inmigrantes indocumentados cuando se aproximaban a Canarias, la tercera cifra más elevada en lo que va de año.

A juicio de Morales, Marruecos pretende mantener esta posición hasta que se celebre, en el mes que entra, la entrevista entre los ministros de Exteriores marroquí, Mohamed Benaissa, y española, Ana Palacio. El consejero interpreta que Rabat busca un enemigo exterior para desviar la atención y justificar algunas de sus decisiones en política interior y exterior.

Morales también atribuyó a las buenas condiciones del mar en esta época estival el incremento del número de inmigrantes indocumentados que logra alcanzar las costas canarias. Hasta el pasado 28 de agosto, 594 inmigrantes habían sido detenidos en pateras cuando pretendían alcanzar las islas de Lanzarote y Fuerteventura, según el Ministerio del Interior.

Precisamente, el jueves, a las 20.30, una patera con 20 inmigrantes indocumentados fue interceptada por una patrullera del servicio marítimo de la Guardia Civil. La embarcación se dirigía a la costa del municipio de Tuineje, en el sur de Fuerteventura, informa Efe. Incluyendo estas detenciones, la cifra de inmigrantes interceptados este mes en Canarias se eleva a 614, lo que supone el tercer récord mensual en lo que va de año, después de los 665 de enero y los 802 de junio.

El consejero canario destacó que las mafias 'cada vez están mejor organizadas', y acusó al ex secretario de Estado de Extranjería Enrique Fernández-Miranda, 'de perder el tiempo' y no activar medidas preventivas en la lucha contra las redes de tráfico de personas.

Morales subrayó que la gestión de Fernández-Miranda ha sido 'un desastre' por no prever todas estas circunstancias, lo que ha provocado el 'caos' en Fuerteventura, donde más de 600 personas se encuentran acogidas en la antigua terminal del aeropuerto.

Por el contrario, el consejero canario alabó la labor del nuevo secretario de Estado de Extranjería, Ignacio González, con el que se comunica periódicamente para abordar los problemas que plantean la inmigración clandestina en Canarias. Según dijo, González 'está poniendo empeño' en solucionar estos problemas. Como ejemplo, citó su disposición para firmar un convenio con Cruz Roja para atender a los inmigrantes 'a pie de playa' con mantas, leche caliente y bocadillos.

Asimismo, Marcial Morales anunció que González se ha comprometido a mejorar las instalaciones de la antigua terminal del aeropuerto con más personal, espacios libres, aseos y duchas.

Finalmente, hizo hincapié en que, si bien están llegando casi a diario pateras a las islas, también se están produciendo repatriaciones de inmigrantes irregulares. Según la policía, 80 marroquíes indocumentados que llegaron en pateras a Canarias fueron sacados de las islas y expulsados el martes y el jueves a través de la frontera de Beni Enzar, el principal paso fronterizo entre Melilla y Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de agosto de 2002