Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre que apuñaló a su mujer murió al autolesionarse

Antonio Mansilla, el vecino de Mérida (Cáceres) que murió el pasado miércoles tras apuñalar a su esposa, falleció a consecuencia de las autolesiones que se produjo. Tras esta comprobación, la Policía ha dejó ayer en libertad al hijo de la pareja, J.A.M, de 24 años, quien golpeó con una silla a su padre cuando éste agredía a la madre.

Antonio falleció poco después de asestar varias puñaladas a su mujer, M.L.M, quien evoluciona favorablemente en los Servicios de Cirugía del Hospital de Mérida de las heridas que sufrió.

A primera hora de la tarde del miércoles, la Policía Nacional encontró tendido en el suelo de su domicilio a Antonio Mansilla, un obrero en paro de 50 años. Falleció poco después, pese a los intentos de reanimación de un equipo sanitario. El marido había asestado varias puñaladas a su mujer con una pequeña navaja. Debió de ser en entonces cuando el hijo de ambos golpeó a su padre en la cabeza con una silla, para impedir que continuara acuchillando a la madre.

La Policia Nacional detuvo al joven hasta aclarar su actuación. La autopsia ha demostrado que los golpes en la cabeza no provocaron la muerte de Antonio Mansilla. Según la policia, el forense ha determinado que ésta se debió a una herida incisa en el corazón que se provocó el fallecido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de agosto de 2002