Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Sorpresa

He visto con verdadera sorpresa las declaraciones del señor Alberto Ruiz-Gallardón sobre la subida de un céntimo en el impuesto de las gasolinas para financiar la sanidad pública y me parece necesario hacer las siguientes aclaraciones:

1. En el acuerdo del Consejo de Política Financiera y Fiscal sobre la financiación de las comunidades autónomas se contemplaba la posibilidad de un incremento del impuesto sobre los carburantes para la financiación sanitaria, si bien se trataba sólo de una posibilidad, quedando a criterio de las propias comunidades su aplicación, lo que hasta ahora sólo ha hecho la Comunidad de Madrid, que es, por lo tanto, la única responsable del mismo.

2. Tampoco habría que olvidar que este hecho se debe a una inapropiada negociación por parte del equipo de la Comunidad de Madrid de las transferencias sanitarias.

De hecho, es la comunidad autónoma que recibe menor financiación por habitante y año, nada menos que un 29% inferior a la que más recibe, y a la vez ha tenido un crecimiento de población desde 1999 de 278.000 personas, que no están contabilizadas a la hora de esta financiación al haberse fijado la población en el censo de 1999.

No parece lógico, pues, que el señor Ruiz-Gallardón quiera traspasar a otros lo que es sólo responsabilidad suya, y los madrileños debemos saber que al pagar más por la gasolina estamos pagando una ineficaz negociación de las transferencias sanitarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de agosto de 2002