Matías González pide respeto al dejar la presidencia de la Diputación de Córdoba

El PSOE baraja a Villatoro y Pulido como candidatos a la sucesión

El PSOE baraja a María Dolores Villatoro, vicepresidenta primera de la Diputación de Córdoba, y Francisco Pulido, responsable de Hacienda, como candidatos a suceder a Matías González, quien ayer presentó ante el pleno provincial su dimisión como presidente. Entre las condiciones impuestas a quien le sustituya durante 11 meses destacan que no modifique el equipo de gobierno y no exija su continuación en el cargo.

Matías González, en su intervención ante el pleno, repitió el relato de los hechos que han conducido en un breve espacio de días a presentar su renuncia a la presidencia, tras un rocambolesco caso en el que se ha visto implicado en la presunta contratación irregular en Diputación de Ángeles Budía, con la que mantuvo una relación sentimental, asunto sobre el cual el Juzgado de Instrucción número 3 de la capital tiene abiertas diligencias previas por prevaricación. Estas diligencias fueron abiertas de oficio por la Fiscalía dentro del proceso iniciado tras una denuncia previa puesta por Matías González, el pasado 14 de diciembre, contra Budía y el empresario Ramón Baena 'por coacciones y amenazas'. Esa denuncia intentó retirarla González meses después, una vez recibió por escrito las disculpas de los implicados 'y comprobar', según dijo en su intervención en el pleno, 'que los intereses de la Diputación no se veían afectados'.

El fiscal, sin embargo, considero que sí había razones para seguir con el proceso y en el transcurso del cual fue cuando se interesó por el contrato realizado en su día a Budía y si el mismo se había realizado conforme al reglamento de la institución, tras lo que se abrieron diligencias previas por presunta prevaricación.

En este aspecto incidió con rotundidad Matías González, advirtiendo a los que ya han juzgado su figura pública de que 'es manifiestamente falso que esté procesado' y que 'se hace necesario esperar la decisión del juzgado sobre la apertura de esas diligencias'.

Ni él ni el PSOE de Córdoba han querido esperar a la resolución judicial y la pasada semana pactaron la salida de la presidencia. Matías González mantendrá su acta de diputado provincial y la de concejal en el Ayuntamiento de Hinojosa del Duque. Con voz entrecortada, entre sollozos, pidió a todos, entre ellos los compañeros de Corporación, respeto para su persona ante una situación que todavía no tiene final en el apartado judicial. También anunció que ha pedido ya su reingreso como profesor en el IES de Hinojosa del Duque, donde antes de su excedencia política impartía clases de dibujo técnico. La presidencia la asume temporalmente María Dolores Villatoro.

Supuesto atropello en Belmez

La guerra política desatada entre el PP y el PSOE por este caso sigue provocando nuevas turbulencias cada día y en las que están implicados alcaldes, de uno y otro bando, de otras localidades de la provincia. Ahora el ojo del huracán se desplaza hasta Belmez. Allí su alcalde, José Miguel García (PP), ha sido denunciado públicamente por los socialistas, que están permitiendo gobernar en minoría al popular, al implicarlo en el atropello de una vecina con un vehículo y la posterior fuga del primer edil sin prestar ayuda. García es uno de los siete miembros de la gestora provincial del PP nacida tras el cese de Enrique Bellido.

IU se ha mantenido muy discretamente en todo este asunto de la salida de Matías González de la presidencia de la Diputación y como socio de gobierno ha señalado que apoyará el día de la elección al candidato que previamente haya sido propuesto por la ejecutiva socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de agosto de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50