La BBK reduce su beneficio un 1,9% al reservar 25 millones de euros por la caída de las bolsas

La caja vizcaína nombra como nuevo consejero al presidente de Iberia, Xabier de Irala

La BBK presentó ayer a su Asamblea General sus resultados del primer semestre del año, con unos beneficios de 125,6 millones de euros. La bajada de las bolsas y la consiguiente pérdida de valor de su cartera de renta variable le ha obligado a hacer unas dotaciones de 25 millones de euros, corrección en la cuenta de resultados que recorta un 1,9% el beneficio con respecto al mismo periodo de 2001. El presidente de la primera caja vasca, José Ignacio Berroeta, consideró esta situación 'un problema coyuntural' y enfatizó: 'Vamos a crecer en torno al 4% este año'. La asamblea aprobó también el nombramiento del presidente de Iberia, Xabier de Irala, como nuevo consejero de la entidad.

La BBK, cuya cartera de valores en renta variable se elevaba a finales del primer semestre a 1.590 millones de euros, ha salido en este periodo especialmente perjudicada por la caída de las acciones del BBVA y de Telefónica, que en lo que va de ejercicio se han depreciado un 31,44% y un 42,01%, respectivamente. Berroeta, después de considerar 'coyuntural' la afección a los resultados de la entidad por la mala evolución de los mercados, quiso alejar la preocupación de los clientes de la entidad: 'No nos va a pillar el toro, ya que somos conservadores con el dinero de otros', recalcó.

El presidente de la primera caja de ahorros vasca se atrevió incluso a augurar que la entidad terminará este ejercicio con un crecimiento cercano a un 4%, pese a reconocer que 'hacer previsiones sobre la marcha de los mercados después de las chapuzas que se han destapado en Estados Unidos es como mirar a través de la bola de cristal'.

'No se ve un horizonte claro. Al ser una crisis motivada por la falta de confianza, no parará hasta que pase esta marea' de escándalos, apuntó Berroeta, quien recalcó que hay valores bursátiles que se hallan actualmente 'muy por debajo' de su valor real, si bien admitió que otros han estado sobrevalorados. Las plusvalías latentes que acumula la cartera de valores de la caja ascienden a 600 millones de euros. Sus participaciones se centran fundamentalmente en el sector energético, con un 7,5% de Iberdrola, un 14% de Petronor y un 3% de Gas Natural.

El subdirector de Coordinación y Control de la BBK, Guillermo Ibáñez, confirmó que el negocio de la entidad sigue funcionando perfectamente al crecer sus principales indicadores. Los beneficios de 125,6 millones de euros después de impuestos vienen avalados por un crecimiento del 21,9% del margen financiero, equivalentes a una rentabilidad del 2,22% sobre los activos totales medios.

Los recursos ajenos han aumentado un 8,7% hasta situarse en los 11.385,6 millones de euros, mientras que las inversiones crediticias registraron un aumento del 11,5%, sobre todo por la evolución de los créditos hipotecarios. La BBK ha abierto en este semestre cinco nuevas oficinas, llegando hasta las 322, de las cuales 73 se encuentran fuera de Vizcaya. El índice de morosidad se sitúo en un mínimo histórico del 0,48%.

La actividad social de la caja experimentó un fuerte impulso hasta junio de 2002, según explicó su director, Jon Mancisidor. La aplicación de las líneas aprobadas en la asamblea de junio del pasado año, en la que se aprobó una dotación extraordinaria para Gazte Lanbidean Fundazioa de 12 millones de euros, ha dado un fuerte empujón a lo que el propio Berroeta definió como 'lo más importante de la caja, su obra social'. Mancisidor aseguró que desde su puesta en marcha se han creado más de 2.000 puestos de trabajo y más de 5.000 jóvenes han sido reinsertados en el mercado laboral.

La inversión del semestre en ese capítulo ascendió a 41,7 millones de euros, lo que supone un 84,8% más que en el ejercicio anterior, en línea con el presupuesto aprobado para 2002 (81,6 millones de euros), que han servido para poner en marcha 12 nuevos proyectos para la provincia.

Un independiente

La asamblea designó además al presidente de Iberia, Xabier de Irala, como nuevo miembro del Consejo de Administración de la caja. El nombramiento cubre la vacante producida por el reciente fallecimiento del consejero Jesús María Egia. La BBK, en palabras de su presidente, necesitaba nombrar a una persona independiente para reforzar el conocimiento técnico de su órgano de gobierno.

Irala (Nueva York, 1946), último galardonado con el premio Vasco Universal, ha remontado la situación de la firma aeronáutica, acreditando en el primer cuatrimestre del año unos beneficios de 27,7 millones de euros que contrastan con los 73 millones de pérdidas del mismo periodo de 2001.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción