Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Constitucional alemán defiende el 'matrimonio' homosexual

El alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, socialdemócrata y homosexual declarado, se mostró ayer muy satisfecho con la decisión del Tribunal Constitucional que rechazó los recursos presentados por tres Estados alemanes conservadores contra la ley del matrimonio homosexual. La ley, que entró en vigor en agosto de 2001 en Alemania, regula las uniones entre personas del mismo sexo y las equipara en derechos y obligaciones con el matrimonio tradicional salvo en el derecho a la adopción y en asuntos fiscales. Y el alcalde Wowereit forma parte de una de las casi 50.000 parejas homosexuales que existen en el país.

¿Es el matrimonio entre personas del mismo sexo un ataque o un peligro para las bondades del matrimonio y la familia tradicional protegida por la Constitución? Para el partido conservador alemán (CDU) sí lo es. Por eso, los Estados de Baviera (feudo de Stoiber, el candidato conservador a canciller en las próximas elecciones del 22 de septiembre), Sajonia y Turingia rechazaron en todo momento la ley elaborada y aprobada por la coalición de socialdemócratas y verdes y la recurrieron ante el Constitucional en julio pasado.

Con esta norma se protegen también el derecho a adoptar el nombre de la pareja, a heredar o a mantener el alquiler del piso en caso de muerte del compañero, por ejemplo. 'Pero muchas parejas esperan todavía un añadido a la ley, que regule asuntos y situaciones necesarios para conseguir la completa equiparación: renta, casos de parejas en las que un miembro es funcionario público o es trasladado al extranjero por trabajo o la adopción... etc.', afirma la Asociación Alemana de Gays y Lesbianas (LSVD).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de julio de 2002