Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FBI detecta células de Al Qaeda en varias ciudades de Estados Unidos

Fuentes del Gobierno creen que 5.000 o 6.000 personas pueden tener relación con la organización

Los servicios de inteligencia de EE UU dicen haber detectado en este país a casi cien personas directa o indirectamente vinculadas a la organización terrorista Al Qaeda. Varias de ellas pertenecen a células con posible capacidad operativa en algunas grandes ciudades de EE UU. Otras fuentes aseguran que el número de sospechosos dentro de EE UU puede ascender a 5.000. El Comité de Inteligencia del Senado asegura también que las últimas informaciones apuntan a una reorganización del grupo terrorista. Algunos comunicados recientes prometen nuevos atentados dentro y fuera de EE UU.

El FBI asegura que hay grupúsculos con nexos directos con Al Qaeda en algunas de las principales ciudades de EE UU, entre ellas Seattle, Atlanta, Chicago y Detroit. Según fuentes de los servicios de inteligencia citadas por la CNN, el número de personas vinculadas a esas células terroristas no llega a un centenar.

La cifra constituye la primera cuantificación oficial sobre la presencia de terroristas de Al Qaeda en suelo de EE UU. El jueves, durante una comparecencia en el Capitolio, el fiscal general, John Ashcroft, reconoció que existen individuos de la red de Al Qaeda infiltrados en la sociedad estadounidense: 'Quedan terroristas dormidos y gente que les apoya en EE UU que todavía no ha sido identificada de manera que nos permitiera llevar a cabo acciones preventivas contra ellos', dijo Ashcroft.

El FBI somete a vigilancia a 'media docena de individuos' en cada una de las células repartidas por grandes ciudades, según fuentes de la investigación.

Otras fuentes del Gobierno citadas por el diario The Washington Times aseguran que el número de personas con conexiones con Al Qaeda -lejanas en algunos casos- puede oscilar entre 5.000 y 6.000. 'Depende de cómo definamos a un miembro de Al Qaeda', dijo una fuente oficial: 'Hay miembros en una línea dura y hay musulmanes que sólo simpatizan con Bin Laden'.

Al Qaeda 'tiene vida'

Según el diario, la Casa Blanca ha recibido informes de los servicios de inteligencia que detallan este proceso de reorganización de Al Qaeda en el interior de EE UU.

Bob Graham, el senador que preside el Comité de Inteligencia, con acceso a información confidencial, asegura que sus datos confirman que Al Qaeda 'tiene vida', aunque la organización esté dañada por la campaña en Afganistán. Graham, que ha visitado recientemente la ciudad alemana de Hamburgo, en la que se fraguaron parte de los atentados del 11 de septiembre, asegura que también allí se está activando una nueva célula terrorista.

El número dos del comité, Richard Shelby, confirmó también que se ha detectado una presencia mayor de operativos de Al Qaeda en EE UU y en otros países occidentales: 'No tienen ahora el mando central que ejercía Osama Bin Laden, pero están bien entrenados y hay que considerarlos peligrosos', dijo este senador republicano.

Las informaciones coinciden con una serie de comunicados atribuidos en los últimos días a portavoces de Al Qaeda. En uno de ellos, un miembro de la organización promete una 'guerra a gran escala con emboscadas, asesinatos y operaciones en los lugares más inesperados para el enemigo'. En otro mensaje, un miembro de Al Qaeda pide 'a Alá que bendiga nuestras nuevas operaciones, que guíe nuestros disparos, que refuerce nuestras opiniones y que consolide nuestra tenacidad'.

También se ha revelado ahora que el FBI llevó a cabo una redada a finales de julio para investigar la posibilidad de que Al Qaeda esté usando joyerías de EE UU como vehículo de financiación terrorista. Al menos 60 personas fueron interrogadas; no ha se ha informado sobre detenciones vinculadas a actividades terroristas, pero sí por delitos de inmigración.

Avión secreto

Al mismo tiempo, el Gobierno ha facilitado por fin una cifra con el número de personas detenidas en las redadas posteriores al 11 de septiembre. De los más de 1.200 individuos detenidos (todos por delitos de inmigración), 74 permanecen todavía encarcelados. Hace unos días, EE UU fletó en secreto un avión (cedido por el Gobierno de Portugal) en el que deportó a 131 paquistaníes. Otros 39 detenidos lograron órdenes judiciales que bloquearon su proceso de deportación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 2002