Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Hugo de Borbón Parma cede el Archivo Carlista al Estado durante 99 años

'La historia siempre la escriben los vencedores', declaró al firmar el convenio con Cultura

'La historia siempre la escriben los vencedores, pero en estos fondos que hoy entregamos aparecen nuevos testigos, en forma de documentos que iluminan lo que permaneció oculto por intereses políticos durante más de 150 años', afirmó ayer en Madrid Carlos Hugo de Borbón Parma, tras firmar un convenio con la ministra Pilar del Castillo por el que lega durante 99 años el Archivo Carlista de la Casa de Borbón al Ministerio de Educación y Cultura.

El pasado mes de enero, Carlos Hugo de Borbón Parma, que heredó el archivo de su padre, comunicó al ministerio su decisión de entregarlo bajo depósito en comodato durante 99 años. Documentos escritos y sonoros, fotografías y objetos de curiosidad histórica conforman un archivo de 40.000 documentos. Entre ellos, diarios de reyes carlistas, cartas a papas, proclamas, alocuciones y actas notariales.

Los fondos se remontan a la guerra carlista de 1872, tercera de las contiendas dinásticas y políticas; y se extienden hasta el restablecimiento de la democracia. El grueso del legado lo conforman los fondos ligados al régimen franquista. El duque de Parma explicó que los documentos de las otras dos guerras se encuentran dispersos o destruidos. 'Es una gran catástrofe histórica. Me llegan cartas de gente que dice tener documentos antiguos y quiero recopilarlos', dijo ayer el duque de Parma, residente en Bélgica y ex docente en Estados Unidos.

Reconciliación nacional

Con esta iniciativa, la ministra Pilar del Castillo dijo: 'Continuamos el camino de la reconciliación entre los españoles'. El noble, por su parte, argumenta que ha llegado el momento de dar el paso de la entrega al Estado, porque aunque el sistema monárquico 'no es lo que pretendió el carlismo durante su larga historia', este movimiento 'innegablemente ha sabido avanzar, junto a las fuerzas democráticas, hacia la normalización constitucional'. Afirmó también mantener una relación 'muy buena' con la familia real española.

El duque, a quien acompañaban tres de sus hijos y su hermana, tuvo también palabras para su padre, Francisco Javier de Borbón Parma, conocido por los carlistas como el viejo rey Javier. Carlos Hugo recordó que éste fue 'un gran defensor de las libertades', que fue expulsado de España en plena guerra civil a causa de su radical divergencia con el sistema totalitario de Franco y más tarde fue deportado al campo de exterminio de Dachau por el ejército nazi. Preguntado por una hipotética boda entre su hija y el príncipe Felipe, señaló entre risas: 'Aparte de que nada es imposible en la vida, estoy aquí con los archivos y mi hija no es un archivo' .

Tras el acto, Del Castillo, en alusión a la posible salida de documentos del Archivo de la Guerra Civil a otras comunidades autónomas, señaló que 'cualquier documento susceptible de ser trasladado a otra comunidad lo sería siempre que se preservara la unidad del archivo y no fuera desgajado'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de julio de 2002