La variante de Zeanuri evita desde hoy el paso diario de 3.000 camiones por el municipio

La Diputación de Vizcaya abre hoy al tráfico la variante de Zeanuri, que evitará el paso por la localidad de cerca de 6.000 vehículos diarios, de los que el 40% son camiones. Este elevado tránsito se debe a que Zeanuri absorbe el tráfico de la N-240 (VitoriaBilbao) por el puerto de Barazar, que desemboca justo en el casco urbano de la localidad.

Ésta es la undécima circunvalación abierta por la Diputación en los últimos siete años dentro del plan impulsado por el titular de Obras y Transportes, José Félix Basozabal. La variante de Zeanuri ha sido una de las más problemáticas, puesto que se han requerido más de siete años para su puesta en servicio (cinco en los trámites previos y dos en obras). Los ecologistas han llevado el proyecto a los tribunales al argumentar que la Diputación aprobó un trazado diferente al contemplado en el Plan General de Carreteras de Vizcaya.

La construcción de la circunvalación ha sido demandada con insistencia por los vecinos de Zeanuri, que han soportado en los últimos años los accidentes provocados por la bajada del puerto de Barazar que desemboca en el municipio. Fallos en los frenos o la alta velocidad han sido las principales causas de los siniestros de camiones que, para acceder desde la meseta a Vizcaya, sólo tienen la opción de pagar el peaje en la autopista A-68 o el paso a través de Barazar.

10,2 milones de euros

La circunvalación, de 1,7 kilómetros de longitud, evita el tránsito por el municipio e incluye un falso túnel y un viaducto. El presupuesto de las obras, iniciadas en septiembre de 2000, supera los 10,2 millones de euros.

La plataforma ecologista Bizirik, creada hace tres años contra la política de la Diputación de construcción de viales, tiene previsto manifestarse hoy en Zeanuri contra el proyecto. Censuran las afecciones medioambientales y los problemas que generará para el crecimiento de Zeanuri. Además denuncian que el trazado no estaba contemplado en el Plan General de Carreteras, que apostaba por un vial de mayor longitud. La Diputación ha negado que se incumpla el plan general y ha atribuido esta polémica a 'una mera errata de edición' en el documento. 'Se desprende sin ningún género de duda que el proyecto aprobado por la Diputación coincide con el recogido en el mencionado plan', ha argumentado.

Ésta no ha sido la única variante problemática. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ya anuló en 1997 el trazado de la circunvalación de Markina, que se había abierto año y medio antes, por la falta de la declaración de impacto ambiental. Pero no tuvo consecuencias prácticas. Además, las obras de la variante de Berriz -en servicio desde abril de 2000- estuvieron paradas dos años también por la falta de la evaluación de impacto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de julio de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50