Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Sanidad catalana

¿Sabe la sociedad que la sanidad pública catalana -una de las mejor consideradas de Europa- mantiene este nivel desde hace 20 años gracias exclusivamente al voluntarismo de sus profesionales?

¿Sabe la sociedad que los médicos del Instituto Catalán de la Salud (ICS) son de los peor pagados de la UE, con sueldos que oscilan entre los 24.000 euros (cuatro millones de pesetas) y los 38.000 euros (6,3 millones de pesetas) brutos al año, sin ningún incentivo profesional y nula inversión de la Administración en formación continuada?

¿Sabe la sociedad que mientras se invierte dinero público en intentar reflotar entidades sanitarias privadas, los hospitales públicos y los centros de asistencia primaria sufren una absoluta falta de recursos, con masificación de los pacientes, suspensiones de ingresos, falta de camas para enfermos críticos, anulaciones de quirófanos...?

¿Sabe la sociedad el desengaño, la falta de ilusión, el nerviosismo y la angustia que sufre el profesional sanitario cuando no puede realizar correctamente su trabajo?

¿Alguien se acuerda del Nacional Health Service británico?

Que nadie se escandalice, pues, del próximo conflicto en la sanidad pública catalana. Tanto polvo sólo puede traer un montón de lodo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 2002