Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HUELGA GENERAL CONTRA EL 'DECRETAZO'

La menor afluencia de pacientes deja a medio gas el funcionamiento de los hospitales y los centros de salud

La huelga general redujo notablemente la actividad en los centros de salud y hospitales de la Comunidad. En general, se cumplieron sin incidencias los servicios mínimos -a juicio de la Consejería de Sanidad, se superaron 'con diferencia'-, que fijaron una actividad ordinaria en intervenciones, servicios esenciales como los tratamientos de oncología, las urgencias o los cuidados intensivos, aunque reducidos a un 25% en las consultas externas de los hospitales o de fin de semana en la atención en planta. Quizás en las salas de espera de las consultas -junto a los empapelados vestíbulos- se hizo más evidente que ayer no era un día corriente. Las habitaciones normalmente repletas de pacientes dejaban ver ayer numerosas sillas vacías y un ambiente de actividad a medio gas, más propio de un día de agosto que del 20 de junio.

Éste es el escenario que presenciaron los enfermos que acudieron al hospital La Fe de Valencia, el mayor de la Comunidad, quienes, además, se encontraron con una sorpresa en sus bancos. A modo de contraataque ideológico, los asientos de plástico se encontraban cubiertos con trípticos del Partido Popular alusivos a la reformas laborales que pretende sacar adelante el partido y que han dado lugar al paro. Bajo el título Más empleo, España avanza, los folletos explicaban la 'reforma para seguir creando empleo' y la contraponían a los 'recortes sociales de PSOE' a lo largo de sus 14 años de gobierno y su resultado: 'ausencia de diálogo social y cuatro huelgas generales'. Fuera del centro, trabajadoras de la limpieza se quejaban a primera hora de los 'abusivos' servicios mínimos y miembros de los piquetes saciaban su sed en las máquinas de bebidas: 'Que conste que no hemos ido a la cafetería', puntualizaban.

Generalitat y sindicatos, como en el resto de los sectores, volvieron a discrepar sobre el seguimiento del paro. Para el Gobierno apenas el 4,73% secundó la convocatoria, mientras que las centrales sindicales daban cifras de participación superiores al 70%.

En Alicante, CC OO informó que el centro donde el paro tuvo más apoyo fue el hospital General, con un seguimiento del 100%, informa Rebeca Llorente. En el hospital de Alzira, público pero de gestión privada, CC OO denunció que se habían superado los servicios mínimos en aspectos como servicios de esterilización, limpieza o rehabilitación. También hubo problemas en traslados de pacientes en ambulancia en la zona del norte de Valencia y Torrent. En los centros de salud, el apoyo de la huelga por parte de los profesionales sanitarios fue inferior al registrado entre los hospitales, aunque también se notó el descenso de pacientes que prefirieron quedarse en casa. Y en Castellón gran parte de las personas seleccionadas para cumplir los servicios mínimos eran trabajadores que habían comunicado su intención de secundar el paro, como el concejal socialista Ignacio Subías, informa María Fabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002