Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La discoteca de Leganés donde se intoxicaron cinco jóvenes con 'éxtasis líquido', clausurada tres meses

La Delegación del Gobierno investiga las actividades de la empresa que organizó la fiesta

La Delegación del Gobierno en Madrid ha ordenado el cierre durante tres meses de la discoteca Universal Island, en Leganés, donde el pasado domingo cinco personas se intoxicaron después de consumir éxtasis líquido mezclado con cocaína y LSD durante una fiesta. Los cinco jóvenes tuvieron que ser hospitalizados tras la ingesta de las tres drogas. Uno de ellos ingresó en coma. Menos de 12 horas después del suceso, los afectados recibieron el alta. La Delegación del Gobierno también está investigando otras actividades de la empresa que organizó la fiesta.

Los responsables de la discoteca donde se celebró la fiesta, Universal Island, ubicada en el centro comercial Parquesur de Leganés, conocieron ayer la noticia, y las puertas del local ya están cerradas. Durante tres meses se suspenderá toda actividad en su interior.

Tras la hospitalización de los cinco jóvenes, que tienen edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, la Delegación del Gobierno abrió un expediente sancionador a la discoteca, a la vez que la policía abría diligencias para esclarecer lo sucedido. Así, comprobaron que en ese mismo local había antecedentes de supuesto tráfico de estupefacientes con permisividad y denuncias de varios clientes.

La discoteca celebraba el domingo pasado una fiesta con música house y techno, que duró desde las diez de la mañana hasta pasada la medianoche. La fiesta continuó a pesar de que, por la tarde, cinco personas, cuatro hombres y una mujer, tuvieron que ser hospitalizados en el Severo Ochoa después de consumir tres drogas a la vez: éxtasis líquido, LSD y cocaína.

En este tipo de fiestas es habitual el consumo de drogas, sobre todo de las llamadas de diseño. Incluso los médicos que atendieron a los afectados dijeron que los jóvenes les habían comentado que en el local se vendía éxtasis líquido 'a 10 euros el trago'. El gerente de la Agencia Antidroga, José Manuel Torrecilla, confirmó que el GHB (gamma-hidroxibutírico), nombre científico de esta droga, se comercializa habitualmente en frasquitos de perfume y se vende a un precio de entre '8 y 10 euros el chupito'.

Una 'infracción grave'

El delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, ha acordado la suspensión de la actividad que se ejerce dentro del establecimiento situado en Leganés durante un plazo de tres meses, amparándose en la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, ya que los hechos ocurridos el domingo fueron 'graves', además de que este tipo de sucesos 'afectan a la salud pública y a la seguridad de todos los ciudadanos'.

En su artículo 25, esta ley recoge que constituyen 'infracciones graves' a la seguridad ciudadana 'el consumo en lugares, vías, establecimientos [es el caso de la discoteca de Leganés], o transportes públicos, así como la tenencia ilícita, aunque no estuviera destinada al tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas'.

Fuentes de la Delegación del Gobierno declararon ayer a Efe que Francisco Javier Ansuátegui ha iniciado actuaciones en relación a otras actividades que realiza la empresa Goa, promotora de la discoteca Universal Island donde se celebró la fiesta el domingo pasado.

Esas mismas fuentes afirmaron que la empresa había alquilado el local para celebrar la fiesta llamada Rave Goa y que se desarrolla dentro de las mismas instalaciones pero en distintos escenarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 2002