Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Basta Ya! recuerda a los obispos que 'el quinto mandamiento es no matar'

Miembros y simpatizantes de la iniciativa ciudadana ¡Basta Ya! recordaron ayer a los obispos de las tres diócesis vascas que 'el quinto mandamiento de la Ley de Dios es no matarás'. Este colectivo reunió frente a la catedral del Buen Pastor de San Sebastián a unas 200 personas para protestar contra 'la pastoral política pro nacionalista' de los obispos vascos.

La concentración transcurrió en silencio mientras en el templo se celebraba la misa dominical. ¡Basta Ya! quiso trasladar a los dirigentes del clero vasco su disconformidad con la carta conjunta que los obispos de San Sebastián, Bilbao y Vitoria titularon Preparar la paz, en la que expresan su preocupación por las consecuencias de una eventual ilegalización de Batasuna como consecuencia de la aplicación de la Ley de Partidos.

Miembros de ¡Basta Ya! distribuyeron entre los asistentes una nota en la que califican de 'error' que los prelados se pronuncien sobre 'un problema político como es la Ley de Partidos' cuando 'estos mismos obispos renunciaron a dar su opinión sobre el Pacto Antiterrorista [firmado por el Gobierno, el PP y el PSOE] alegando que se trataba de una cuestión estrictamente política'.

'El que la Ley de Partidos pueda traer o no 'consecuencias sombrías' -como dice la carta pastoral- no es problema sobre el cual tengan ninguna autoridad los obispos', agrega esta asociación.

¡Basta Ya! hace constar 'la coincidencia de nuevo con las tesis de los partidos nacionalistas' y consideran que el polémico documento de los obispos 'trasluce a pesar de todo la apuesta por una opción política concreta'. 'No puede ser una mera casualidad que hayan sido los partidos del espectro nacionalista, incluidos los más fundamentalistas, los que han aprobado y aplaudido el texto', asegura esta iniciativa ciudadana.

Aunque en la nota ¡Basta Ya! reconoce que la carta pastoral contiene 'afirmaciones positivas', condena el terrorismo de ETA y muestra su pesar 'por las amenazas de muerte a políticos y concejales', también replican a los obispos que el 'problema de base' del País Vasco 'no es la falta de diálogo', sino las víctimas inocentes y la 'violación constante del quinto mandamiento: No matarás'. Precisamente, los miembros de ¡Basta Ya! desplegaron una pancarta con este lema (Quinto mandamiento: No matarás), mientras varias personas exhibieron carteles con la frase Los obispos dividen. Durante la protesta, repartieron la nota crítica con la pastoral a los fieles que salían de la catedral.

Entre los participantes se encontraban familiares de víctimas de ETA, como Inmaculada Iruretagoyena, hermana del edil del PP de Zarautz José Ignacio Iruretagoyena; Consuelo Ordóñez, hermana del presidente del PP de Guipúzcoa Gregorio Ordóñez, y José María Múgica, hijo del socialista Fernando Múgica. También asistieron el profesor Carlos Martínez Gorriarán; el sacerdote jesuita del Foro El Salvador Antonio Beristain, además de representantes públicos y políticos, como el senador del PP Gonzalo Quiroga y el edil popular Ramón Sánchez, la edil socialista Maite Pagazaurtundua y el ex consejero vasco José Antonio Maturana, entre otros. Dos vehículos de la Ertzaintza permanecieron en las inmediaciones para garantizar la seguridad durante el acto. Al acabar la protesta, los organizadores depositaron la pancarta en las escalinatas del templo y cerraron el acto con aplausos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de junio de 2002