Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio desvela que los jóvenes piensan en sí mismos como una marca

Un Gran Hermano para "cazadores de tendencias", pero viajando por Europa en autobús y a cargo de jóvenes sobradamente preparados para cumplir la misión de indagar qué piensan sus coetáneos continentales. Los resultados los presenta la promotora del estudio, FutureBrand, creadora en España de marcas como Telefónica, Terra, Admira o e-moción. Ésta es su conclusión principal: los paradigmas para la masculinidad y la feminidad están cambiando en toda Europa. La actual es una generación que se ve a sí misma como una marca -"la generación de la realidad"-, con sueños y aspiraciones comunes, bien informada y más homogeneizada y con menos estereotipos que generaciones anteriores. Se subraya, además, que los jóvenes muestran actitudes liberales hacia el sexo y la sexualidad.

El viaje realizado con un grupo de jóvenes de siete nacionalidades -una de las participantes fue la española María Rosa Felices, de Madrid-, con edades comprendidas entre los 20 y 22 años, quiso conocer también la visión que las nuevas generaciones tienen sobre conceptos como nacionalidad, las marcas y la publicidad.

Otro dato importante que se deduce de la investigación es que la juventud europea considera "nacionalismo" y "orgullo nacionalista" características negativas. Sin embargo, no hay percepción de una identidad europea fuerte; los jóvenes participantes en el estudio opinan que esta identidad de una Europa común se produce hoy a través de la música disco, la historia y la arquitectura. La diversidad cultural es vista, asimismo, como algo que enriquece sus vidas. Sólo cuando se confronta con términos como "americano" o "asiático" el concepto "europeo" cobra significado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 2002