Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía empieza a despertar

'Por mucho que se quiera competir hoy, la solución, ante el reto de las nuevas tecnologías, está en cooperar', afirma Óscar Cordón, el director del secretariado de Tecnologías para el Apoyo a la Educación de la Universidad de Granada. Y lo dice en relación con las universidades andaluzas. 'Han visto que Internet es un campo muy abierto y ya prácticamente todas comienzan a tener algo relacionado con la Educación Virtual. La Universidad de Sevilla está interesada en desarrollar ese campo'.

Las Universidades andaluzas forman parte del Consorcio Fernando de los Ríos, que está orientado a las actividades relacionadas con la enseñanza. En unos meses todas comenzarán a desarrollar programas pilotos sobre cursos impartidos de manera virtual.

'Las universidades pequeñas, al tener menos alumnos, podrán ser más ágiles en la Educación Virtual', explica Cordón. 'Las grandes, como puedan ser Granada o Sevilla, más clásicas, tardarán más en moverse, pero cuentan con la ventaja de tener profesores que son grandes especialistas en sus asignaturas y a los que se podrá acceder desde cualquier parte'.

¿Podrán los grandes profesores mundiales ser accesibles a cualquier alumno? Óscar Cordón sonríe. 'Esa será una de las ventajas', responde. 'Sí, sí podrán'.

Como aperitivo a lo que puede ser la Educación Virtual en los próximos años, la Universidad de Granada ya ha comenzado a impartir un master a través de Internet, para postgrado, sobre Antropología Forense e Indentificación Genética. Es su primer paso en el universo de Internet. Un equipo de seis personas trabaja para diseñar los materiales y crear una especie de protocolo de actuación sobre lo que debe ser una asignatura impartida a través de las nuevas tecnologías, con el uso de elementos que faciliten el aprendizaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de junio de 2002