Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Soborna mucho, que algo queda

Las empresas españolas mejoran ligeramente su posición en el 'ranking' de transparencia internacional

Las empresas de Australia, Suecia y Suiza son las más honestas del mundo, mientras que las de Rusia, China y Taiwan son las más corruptas, según el Índice de Sobornos 2002, elaborado por Transparency International. Las empresas españolas, asegura esta encuesta, se encuentran en un discreto undécimo lugar, aunque mejor valoradas que las estadounidenses o las francesas.

Las empresas españolas se encuentran en el undécimo lugar por su transparencia, por delante de las de EE UU, Francia o Italia

El Gobierno de Estados Unidos es al que más se asocia con métodos utilizados para obtener ventajas desleales en el comercio internacional

El estudio, basado en 835 encuestas realizadas por Gallup International Association en 15 países con economías de mercado emergentes (Argentina, Brasil, Colombia, Corea del Sur, Filipinas, Hungría, India, Indonesia, Marruecos, México, Nigeria, Polonia, Rusia, Suráfrica y Tailandia), intenta averiguar la propensión de las compañías de 21 países líderes exportadores a pagar sobornos a funcionarios públicos extranjeros en los países encuestados.

Según este ranking, las empresas rusas, chinas y taiwanesas son las que ofrecen mayores probabilidades de ofrecer este tipo de sobornos, seguidas de las de Corea del Sur, Italia, Hong Kong, Malaisia, Japón y Estados Unidos. Por el contrario, las más honestas son las australianas, suecas, suizas, austriacas, canadienses y del Benelux. Las empresas españolas, con 5,8 puntos (la puntuación máxima es 10, y la más baja es cero) se encuentran en un puesto intermedio, el úndecimo, con una ligera mejora sobre la encuesta elaborada en 1999 (5,3 puntos), pero suficiente para permitirles situarse por encima de las estadounidenses, que han bajado desde los 6,2 a los 5,3 puntos, y de las francesas (5,5 puntos).

El estudio también analiza los sectores más proclives a registrar este tipo de sobornos, siendo los de obras públicas/construcción y armamento y defensa los más corruptos (y en los que se registran los sobornos más altos), mientras que los más honestos resultan ser los de agricultura, industria ligera y pesca.

Primero, los juzgados

Cuando a los encuestados (en su mayoría altos ejecutivos de compañías nacionales y extranjeras, así como funcionarios públicos y miembros de las cámaras de comercio) se les pregúntó si, con una varita mágica, pudieran eliminar la corrupción de una serie de instituciones, el 21% priorizó a los juzgados; el 19%, a los partidos políticos; el 13%, a la policía, y el 9%, a las aduanas.

En términos generales, el 10% de los entrevistados considera que el nivel de corrupción ha aumentado significativamente, y un 13%, que ha aumentado un poco, mientras que el 37% considera que no variado; el 21%, que ha disminuido un poco, y un 6%, que ha bajado significativamente.

El 67% de los encuestados, por otra parte, cree que uno de los factores que han contribuido significativamente al aumento del nivel de corrupción de los funcionarios ha sido la tolerancia pública hacia la corrupción, mientras que el 59% piensa que es el deterioro del imperio de la ley; el 53%, la inmunidad de los funcionarios públicos de alto nivel; el 49%, los controles inadecuados del lavado de dinero, y un 44%, los bajos salarios del sector público.

Por el contrario, la mayor libertad de prensa (52%), las investigaciones gubernamentales anticorrupción (48%), la mayor transparencia del Gobierno (47%) y la mejora de las estructuras de gobernabilidad del sector corporativo (42%) han sido factores que han contribuido significativamente a una disminución de los niveles de corrupción.

Transparency Internacional, una organización respaldada económicamente por fuentes gubernamentales, fundaciones privadas, corporaciones y personas físicas, considera que un país, para mejorar su clasificación en este ranking necesita fijar leyes para proscribir el soborno y, sobre todo, que las naciones exportadoras hagan cumplir esas leyes. Esto significa, para este organismo, suministrar recursos para asegurar que las investigaciones y los procedimientos judiciales tengan lugar. También significa la realización de fuertes campañas educativas para asegurar que el sector empresarial tome conciencia de que el soborno y otras prácticas similares son ilegales, tanto en su propio país como en el extranjero, así como la introducción de códigos de acatamiento anticorrupción en todas sus filiales alrededor del mundo, y suministrar un entrenamiento apropiado

Más que sobornos

Pero la corrupción no se limita a los sobornos. También existen otros medios que los Gobiernos suelen utilizar para obtener ventajas desleales. ¿Cuáles? La encuesta de Transparency International cita en primer lugar a las presiones diplomáticas o políticas (66%), las presiones financieras o comerciales (66%), las ayudas extranjeras condicionadas (54%), las amenazas de reducir ayudas (46%), los negocios de defensa vinculados a condiciones (41%) y los favores o regalos a funcionarios (39%).

¿Y qué tres Gobiernos son a los que más se asocia con este tipo de prácticas? El 58% de los encuestos citan en primer lugar al de Estados Unidos (58%), seguido de Francia (26%), Reino Unido (19%) y Japón (18%). Los que mejor salen librados son los de Suecia (-1%), Hong Kong, Austria, Australia, Bélgica y Singapur (todos con el 1%). El Gobierno español se encuentra en un término medio (9%), un puesto por debajo del alemán y uno por encima del italiano. Quien no se consuela es porque no quiere.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de mayo de 2002