Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía quiere investigar las operaciones de Colombia y de México

La Fiscalía Antidroga solicitó ayer al juez Baltasar Garzón, que instruye el caso BBV, el desglose de la causa para investigar, por presunto delito de blanqueo de dinero procedente del narcotráfico, las operaciones del banco en Colombia y México y que supusieron el hacerse con el control de los bancos Ganadero y Mercantil Probursa, respectivamente. La Fiscalía Antidroga no tiene interés por las operaciones de Perú, en las que se produjeron pagos al ex presidente Alberto Fujimori y su lugarteniente, Vladimiro Montesinos.

El juez no se ha pronunciado todavía, pero todo indica que aceptará la propuesta de la Fiscalía. El pasado jueves, Garzón impidió que el fiscal anticorrupciónDavid Martínez Madero preguntase al testigo José Luis Segimón, que fue asesor jurídico del banco, sobre el testigo protegido Nelson Rodríguez, ex directivo del BBV en Puerto Rico, alegando que las manifestaciones de éste pertenecían a piezas separadas. Rodríguez fue quien, en declaraciones realizadas en Madrid y Puerto Rico, informó a Garzón de las actividades del BBV Puerto Rico en Colombia, México y Perú.

Fondos

La Fiscalía Antidroga considera que debe investigarse si los fondos proporcionados por Marco Aurelio Royo y sus socios, en la adquisición por el BBV del Banco Ganadero de Colombia procedían realmente del narcotráfico y si la compra del banco por parte del BBV no era la contrapartida por el blanqueo de los fondos de Royo y sus asociados.Royo remitió una carta a Garzón en la que destacaba la licitud de la operación.

Tras ponerse a disposición del juez para declarar, Royo señalaba que es imposible que hubiera lavado de dinero, porque en todas las transacciones sospechosas no se aportaron fondos propios, sino que la financiación provino de préstamos bancarios.

Respecto a México, el fiscal explicaba que el Grupo BBV constituyó en la isla de Puerto Rico la compañía BBV International Investment Corporation para acceder al control de Probursa. En la operación participó por parte de esta entidad su presidente y representante de los socios mayoritarios, entre ellos José María Madariaga, cuyo hombre de confianza es Eduardo Pérez Montoya, ha sido situado en la órbita del narcotráfico, según el Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos.

Madariaga, según la versión que la Fiscalía Antidroga quiere contrastar, habría facilitado la participación mayoritaria de BBV en el banco Probursa a cambio de legitimarle fondos en principio procedentes del tráfico de droga, depositados en Gran Caimán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de mayo de 2002