NOTICIAS Y RODAJES

Rodrigo García reúne a varias estrellas de Hollywood en su debú

'Cosas que diría con sólo mirarla' alterna cinco historias femeninas que protagonizan Glenn Close o Calista Flockhart.

Es reconocible. Es una filosofía de la vida, de la invención, de la creación. Es un sano realismo mágico el que lleva Rodrigo García en los ojos, y debe ser cosa genética, porque, no por casualidad, es el hijo mayor de Gabriel García Márquez. Ha rodado esta pequeña, sutil, elegante, joya que es Cosas que diría con sólo mirarla y el suyo ha sido un estreno por todo lo alto, arropado por un ramo de estrellas como Glenn Close, Cameron Díaz, Calista Flockhart, Holly Hunter o Kathy Baker, que coprotagonizan junto a Amy Brenneman y Valeria Golino este carrusel de mujeres que hacen destacar a Rodrigo García como un auténtico conocedor del alma femenina.

Él ha conocido el oficio a fondo: es cámara y productor. Como director se ha estrenado en esta pieza que se vio por primera vez mundialmente en el Festival de Cannes de hace dos años, donde fue reconocido como el mejor filme de la sección Una cierta mirada. Venía ya avalado por Sundance, donde las cinco historias alternas de estas mujeres guapas y sufrientes que dialogan, se despiden, se confiesan, recuerdan y buscan desesperadamente subirse a sus últimos trenes, ganó un premio al mejor guión. Y es que Cosas que diría con sólo mirarla, sorprende por ese toque entrañable que salta en la pantalla cuando en las vidas frías, desalojadas de toda esperanza de sus protagonistas se cuelan unos mendigos, unos canarios, unos enanos de circo a modo de salvavidas.

Contaban que fueron Glenn Close y Kathy Baker quienes ayudaron a impulsar el proyecto. No extraña en absoluto cuando se ve su trabajo. Close interpreta a una médico que cuida de una anciana y deja mensajes por teléfono a un desconocido. Calista Flockhart llega a leerle las cartas para el futuro y el espectador descubre toda una vida y un carácter entre las revelaciones de la actriz de Ally McBeal y las medias sonrisas de Close. Son papeles por los que merece la pena luchar y llevar adelante este proyecto deudor de películas como Vidas cruzadas, de Robert Altman; Reencuentro, de Lawrence Kasdan, y con el aroma de Magnolia, ese ambicioso, radical, arriesgado filme de Paul Thomas Anderson.

García ha rodado prepara ahora otro proyecto para dirigir: una película sobre el cantante asesinado durante la dictadura chilena, Víctor Jara. Como productor está metido en Frida,la película sobre Frida Khalo que protagonizará Shalma Hayek.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de mayo de 2002.

Se adhiere a los criterios de