Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:POR MENOS DE 15 EUROS

Estilo y buenos precios en el centro de Madrid

Comer por poco dinero en un marco decorativo muy agradable, junto a una de las zonas más comerciales de la capital y a un paso de los locales nocturnos más in. Esto es lo que ofrece a su clientela la última apuesta gastronómica de los dueños de La Finca de Susana. Ambos restaurantes, muy próximos entre sí, se ubican en una zona céntrica y bien comunicada.

La Gloria de Montera, de estética vanguardista, presenta paredes blancas, libres de adornos, que aportan amplitud al local, donde destacan sus grandes lámparas colgantes de tela color vainilla y un enorme espejo apoyado en el suelo. En sus diez meses de andadura, los comensales copan a diario sus cuarenta y tantas mesas, distribuidas para aprovechar al máximo el espacio, a veces algo apurado.

La Gloria de Montera

Caballero de Gracia, 10. Madrid. Teléfono 915 23 44 07. Abre a diario. Fines de semana, hasta la 1.00. No admite reservas.

La carta mediterránea se reparte entre entrantes, carnes y pescados, con unos platillos para picar: patatas bravas con chistorra (2,37 euros), croquetas de pollo (3,46), quiche de jamón y queso (3,79 euros). Las cuentas salen sin dificultad si pedimos una sopa de tomate natural con lunares de mozzarella (2,98) o una zapatilla de berenjena con crema de roquefort y tomate confitado que pasan el examen. El sabor del quiche de viruta de salmón fresco al aceite de remolacha (4,51) no desagrada, pero el salmón pasa inadvertido. Las crêpes de rape y gambas al gratin (4,93) ganarían con una bechamel más suave y ligera. Dos clases de arroces: uno a banda con alioli (4,71) y otro con sepia y ceps (4,78). La colita de rape con salsa aromática (7,18) resulta insulsa; mejor optar por el lenguado a las almendras o la lubina en papillote (ambos a 7,21). Algo ligero el filete de pollo a las finas hierbas (4,66). Si las calorías siguen frenándonos, hay postres light: una rica sopa refrescante de fresones con helado al estragón (2,25) y un yogur natural batido con frutas (2,10), entre otros. Tienen un menú económico (6,61) a mediodía.

Como cabe esperar en un entorno moderno, la vajilla es de diseño, y la presentación de los platos en ocasiones convence más que el contenido. Precios asequibles, ambiente joven y un valor añadido: el servicio es rápido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 2002