Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retrasa sus enmiendas sobre las cajas de ahorros en busca de un acuerdo con CiU

El PSOE dice que la propuesta de los populares muestra 'un intervencionismo trasnochado'

El PP negocia contrarreloj un acuerdo con CiU sobre las cajas de ahorros que permita a los nacionalistas catalanes apoyar sus medidas para limitar la edad de los miembros de los consejos de administración de las cajas. El PP aceptó ayer una propuesta del PSOE para retrasar hasta mañana el plazo de presentación de enmiendas y ganar tiempo para negociar con CiU. En un claro guiño a CiU, el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, insistió ayer en que su grupo quiere que los vocales de las cajas se jubilen a los 70 años, pero se mostró dispuesto a flexibilizar esta propuesta.

En las negociaciones participan el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo, Rato, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol. El propio Rato terció ayer desde Bruselas sobre este asunto y afirmó que el objetivo del Gobierno sobre las cajas de ahorro es favorecer 'una menor politización y una mayor profesionalización' de estas entidades, informa Efe.

Martínez Pujalte buscará hoy un acuerdo de última hora con los responsables de CiU, Xavier Trias y Josep Sánchez Llibre, antes de presentar sus enmiendas.

Fuentes del PP indican que, salvo cambios de última hora, el grupo presentará una enmienda con la exigencia de que los consejeros de las cajas se jubilen a los 70 años. Pero a la vez está dispuesto a introducir una disposición transitoria en la Ley Financiera que introduzca, bien una horquilla de edades para que la apliquen las cajas, o bien permitir que los que hoy ocupan cargos concluyan sus mandatos, aunque sin posibilidad de ser reelegidos. De esta forma esperan poder acercar posiciones con CiU, aunque los nacionalistas catalanes no aceptan en principio ninguna norma sobre edades.

El Gobierno catalán se muestra reacio a pactar ningún acuerdo que invada sus competencias sobre las cajas, que no prevén límites a la edad de los consejeros. 'Defenderemos la autonomía de Cataluña en materia de cajas de ahorros. Defenderemos lo que es nuestro y preservaremos nuestra competencia para que la Ley Financiera no la toque, dijo ayer el conseller en cap o jefe de Gobierno de la Generalitat, Artur Mas'. Desde el grupo parlamentario de CiU, el diputado Josep Sánchez Llibre afirmó: 'No aceptaremos ninguna norma que invada las competencias sobre las cajas', afirmó el diputado.

La iniciativa del PP supondría la salida del cargo de Josep Vilarasau, presidente de la primera caja española, La Caixa, que tiene 71 años. Vilarasau fue nombrado por cuatro años en 1999 y su mandato vence a mediados del año que viene. Los estatutos de La Caixa, como los de otras cajas de ahorro, no prevén límites de edad para los consejeros.

En cambio, el PP defiende que las cajas apliquen normas similares a las que fija el Código Olivencia, que aconseja regular las edades de los directivos y de los miembros de los consejos de administración, afirma Martínez Pujalte.

Otra de las enmiendas que ultima el PP consiste en que los consejeros no puedan estar en el cargo más de 12 años. Queda por concretar si este límite se cumplirá a través de dos mandatos de seis años o de cuatro de tres. La intención del PP es que los consejeros no puedan sortear este límite mediante fusiones, dicen fuentes financieras a quienes el PP ha anticipado este cambio en ciernes. Así, se pretende que a estos consejeros se les compute el periodo de permanencia en el consejo de administración cuando sus entidades se fusionen.

Otra de las modificaciones que impulsará el PP es la de que los ayuntamientos y las diputaciones no puedan copar más del 50% de los puestos de las asambleas, consejos de administración y comisiones de control de las cajas.

Oposición del PSOE

El PSOE rechaza que su propuesta de retrasar la entrega de las enmiendas se deba a un deseo de pactar con el PP. La diputada socialista Maite Costa dijo que 'las propuestas del PP sobre las cajas de ahorro reflejan un intervencionismo trasnochado. No permitiremos que se primen intereses políticos disfrazados de personas independientes y no estamos de acuerdo que se toque un marco normativo de las cajas que funcionan bien y, además, es una competencia sobre la que deben decidir las comunidades autónomas'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de mayo de 2002