Entrevista:LOS ÉXODOS DE LA FOTOGRAFÍA

Mireya Massó

'El formalismo no me interesa'

'Utilizo la fotografía, pero no me definiría nunca como fotógrafa', afirma segura Mireya Massó, que participa en la Primavera Fotográfica con una exposición en El Roser de Lleida titulada I'ts not just a question of artificial lighting o daylight, un proyecto iniciado en Londres en el que aún trabaja y que también presenta en la galería Tomás March de Valencia. 'Desde siempre he trabajado la fotografía, pero empecé a utilizarla en mis proyectos artísticos muy tarde y en un sentido casi de acción en el espacio o sobre un objeto. Es un espíritu que se mantiene porque en este proyecto, en el que quería reflejar la adaptación de las personas al medio natural y su proyección sobre el paisaje a través de los parques urbanos, lo que pasaba es que no quería intervenir directamente, no me interesaba generar algo objetual. La fotografía y el vídeo te permiten intervenir sin tocar las cosas'. Pese a que se trata de imágenes que aparentemente podrían tener aspecto documental o paisajístico, Massó rechaza cualquier relación con la fotografía documental. 'Muchas de estas fotos las he dibujado primero en el estudio y realizado mucho tiempo después'.

Considera absurdo que, ante la avalancha de artistas que utilizan la fotografía en su trabajo, se les pueda acusar de intrusismo. 'La fotografía es un medio muy extendido, y que alguien reclame la exclusividad me parece fuera de lugar. A lo mejor se puede hablar de fotografías más o menos virtuosas, pero lo que a mí me interesa no es el formalismo, sino el ver si allí está pasando algo o no. Creo que cuando en una disciplina, cualquiera, te absorben demasiado los problemas formales acabas olvidando el concepto, lo que se quiere transmitir, y esto no quiere decir que para cualquier proyecto no te plantees problemas formales e intentes resolverlos'.

'En todo caso', afirma, 'es una confrontación que afecta no sólo a la fotografía, sino también a la pintura y otras disciplinas. Yo prefiero la frescura, el virtuosismo por sí mismo no me parece muy interesante'. Reivindica que muchos artistas de las primeras vanguardias, pese a ser conocidos como pintores o escultores, también desarrollaron su trabajo a través de la fotografía. 'Supongo, de todas formas, que hay algo generacional en el hecho de que para muchos artistas de ahora las disciplinas no formen parte de su discurso principal. Me imagino que es a consecuencia del arte conceptual, que reivindicaba que lo importante no es el medio sino el poder desarrollar una idea con el material necesario en cada caso. Yo utilizo el dibujo, la instalación, la escultura, la fotografía o el dibujo, y procuro indagar en cada medio para saber qué puedo conseguir con él en función de lo que estoy buscando'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS